Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Se juegan las finales en el futsal del Sokol

Por La Prensa Austral Domingo 13 de Agosto del 2017

Compartir esta noticia
68
Visitas

Hoy finaliza el torneo de futsal infantil “René Leiva Cáceres” que organiza el Sokol Croata y que lleva el nombre de uno de los futbolistas más destacados de esta institución.

Se jugarán los partidos de semifinales y las finales en las tres series en que está dividido el campeonato: 2005, 2006 y 2008.

Los equipos semifinalistas se definían anoche con los resultados de los últimos partidos que se jugaban en la fase grupal.

PROGRAMACION

La programación para hoy es la siguiente:

Semifinales

10,00: 1º “B” – 2º “A” (2005).

10,30: 1ª “A” – 2ª “B” (2005).

11,00: 1ª “B” – 2ª “A” (2006).

11,30: 1ª “A” – 2ª “B” (2006).

12,00: 1ª “B” – 2ª “A” (2008).

12,30: 1º “A” – 2ª “B” (2008).

13,00: Escuelas Sokol – Pumas (2011).

13,30: Def. 3º-4º (2005).

Tercer lugar

14,00: Def 3º-4º (2006).

14,30: Def. 3º-4º(2008).

Finales

15,00: Final 2005.

15,30: Final 2006.

16,00: Final 2008.

HOMENAJE AL
GRAN RENE LEIVA

El viernes se efectuó la inauguración del torneo, ocasión en que se efectuó un emotivo homenaje a René Leiva Cáceres, quien por más de diez años, desde mediados de la década del 60 hasta casi fines de la década del 70 fue un símbolo del equipo sokolino, destacando por su fuerza y garra, sus condiciones de liderazgo y su buena técnica. Jugaba indistintamente en varios puestos, pero habitualmente lo hacía de volante de contención y de zaguero central, siendo muy recordada la fiera dupla defensiva que formaba con Guacolda Cárdenas, otro “duro” del fútbol regional, en una época en que los campeonatos eran mucho más competitivos y los jugadores se entregaban por entero defendiendo la camiseta de sus clubes, pero con una rivalidad sólo dentro de la cancha ya que fuera de ella primaba la amistad.

Esas características  hicieron de René “Chueco” Leiva, como se le conoce cariñosamente, uno de los grandes del Sokol y del fútbol magallánico, respetado y admirado como jugador y muy apreciado por sus condiciones no sólo deportivas sino también  humanas, que le convierten en un ejemplo para las nuevas generaciones.