Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Tenis de mesa en Cordenap, un semillero que no deja de crecer

Por La Prensa Austral Lunes 17 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
321
Visitas

Unos son más grandes y otros más pequeños. A todos los une el entusiasmo mientras escuchan atentos las instrucciones de su entrenadora. Los dos grupos se diferencian por el color de sus poleras: unos son los menores y sus edades oscilan entre los 7 y los 11 años, y los segundos tienen entre 12 y 18 años. Todos integran el Club de Tenis de Mesa Cordenap y se reúnen tres veces a la semana para fortalecer sus conocimientos en una disciplina reconocida por su dinamismo y rapidez.

En una orilla practica en solitario la pequeña Florencia Oyarzo. Tiene 7 años y es alumna de segundo básico del Liceo María Auxiliadora. Algo tímida, comenta que comenzó a practicar tenis de mesa en su colegio y que, desde entonces, no ha cesado en sus prácticas. Incluso ha participado en varias competencias. “Me ha ido muy bien”, agrega risueña.

Cristina Hernández es la entrenadora de los tenismesistas. Resalta el apoyo de Cordenap al facilitar cómodas instalaciones para los alumnos y valora el entusiasmo de sus pupilos y el siempre necesario respaldo de sus apoderados.

El Club de Tenis de Mesa Cordenap tiene como objetivo incentivar la práctica deportiva en los niños. Para ello cuentan con una Escuela Formativa de Tenis de Mesa, que tiene el apoyo de un proyecto Fondeporte, que permite la realización de clases gratuitas tres veces a la semana, en el gimnasio Cordenap, ubicado en Avenida Bulnes 01465. Como incentivo, cada alumno recibe una paleta de iniciación y dos poleras de entrenamiento.

 

De todo un poco

 

Quienes quieran integrarse a la Escuela Formativa de Tenis de Mesa de Cordenap no deben pasar por una evaluación ni cumplir con requisitos específicos. Sólo se necesita su compromiso y responsabilidad. “Acá le damos la opción a todos los niños y jóvenes que quieran participar, porque nuestras clases son gratuitas e incluyen la entrega de la paleta de iniciación”, precisa Cristina.

Los alumnos entrenan toda la semana y, además de aprender y perfeccionarse, su principal desafío es integrarse al seleccionado que podrá competir en los distintos torneos que se realizan durante el año.

Entre los tenismesistas de Cordenap está, por ejemplo, la campeona regional Karen Petersen que irá a los Juegos Escolares que se realizarán en La Serena, entre el 7 y el 13 de septiembre.

“Nosotros contamos con alrededor de 40 alumnos con distintas edades y capacidades. Podemos decir que este club es una herencia de la familia Low Beattie, donde la principal referente es Katherine Low, destacada tenismesista que ha representado a la región en numerosas competencias. Ella se formó en este mismo espacio físico en el que hoy entrenan nuestros niños”, comenta Cristina.

En su caso personal, ella también fue seleccionada regional de tenis de mesa y ahora cumple el rol de entrenadora. Combina sus labores en Cordenap con la enseñanza del tenis de mesa en el Liceo María Auxiliadora, donde esta disciplina se ofrece como una asignatura complementaria a la Educación Física.

“El tenis de mesa potencia aptitudes y, como todo deporte, entrega la oportunidad de socializar entre alumnos de distintos establecimientos educacionales. Requiere de mucha coordinación y reflejo porque es muy rápido. Como es un deporte olímpico, tiene reglas, un arbitraje y una serie de condicionantes que hay que conocer y cumplir”, advierte.

 

Trabajo planificado

 

En cada sesión, los alumnos trabajan con una planificación prestablecida. Hay un periodo de calentamiento, más trabajo de fuerza de brazos y motricidad. De ahí se realizan ejercicios en los que se enseñan diferentes golpes técnicos.

Y en ese proceso los alumnos participan, se integran y se divierten. En el gimnasio abundan las risas y el buen ánimo, pero también destaca el orden y la disciplina.

La entrenadora resalta la masificación que ha tenido el tenis de mesa en la región, lo que es beneficioso para la actividad, ya que surgen nuevos valores que destacan en torneos nacionales. Pero reconoce que siempre es necesario salir a foguearse. Es complicado ir al resto del país y por eso está la oportunidad de competir en la Patagonia chileno-argentina.

Los recursos son limitados y por ello se aprovechan al máximo. El apoyo del Fondeporte le ha permitido al club ejecutar tres proyectos de competencia y dos formativos (uno de iniciación y otro para los tenismesistas que están más avanzados). Sobre los cursos formativos, éstos se realizan en el gimnasio Cordenap y en las escuelas 18 de Septiembre y Bernardo O’Higgins.

“Contamos con cupos abiertos especialmente para los más pequeños, pero también podemos recibir a los jóvenes de todas las edades. La invitación está abierta para todo el que quiera conocer nuestro trabajo”, sentencia.