Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Alejandro Parada, arquitecto: “Los edificios ahora cumplen un rol estético y de consumo, ya no hay generosidad con los espacios públicos”

Por La Prensa Austral Martes 26 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
600
Visitas

El proyecto “La arquitectura moderna como símbolo de políticas públicas”, realizó una compilación de los edificios de 1960 y 1980, llegando a la conclusión de que éstos proporcionaban más integración con los alrededores, con fin social.

Alejandro Parada Valencia y Lorena Novoa Mansilla, ambos propulsores del proyecto, ganador de uno de los Fondart 2015, “La arquitectura moderna como símbolo de políticas públicas”, mediante los fondos ganados han podido realizar una compilación de los edificios y arquitectura general hecha en 1960 hasta 1980, dando un enfoque principal a las políticas infraestructurales de la época.

Mediante el análisis y la investigación han concluido que la ideología de construcción de barrio, centro o ciudad generalizado, iba más bien enfocado a lograr acuerdos de conjunto habitacional, densificar la vivienda, fomentar la socialización y lugares de esparcimiento. A su modo de ver, indican que la arquitectura fue usada como rol social para unir.

Lo cual es muy diferente a lo que se hace hoy, “los edificios ahora cumplen un rol estético y de consumo, ya no hay generosidad con los espacios públicos”, aseguró Alejandro Parada. “Ahora se ponen rejas porque nadie quiere hacerse cargo de lo que ocurre afuera, tampoco hay esa carga para que las cosas trasciendan en el tiempo. Antes se usaban materiales para que aguanten el castigo de los años y el pensamiento iba enfocado a eso siempre”, agregó Lorena Novoa.

De igual manera destacan varios aspectos importantes, como el hecho de que las construcciones de ese tiempo se caracterizaban, y se pueden ver hasta el día de hoy, por plasmar una época, a modo de otorgar una identificación mediante los estilos de construcción y formas decorativas. También mediante los estudios hechos, notaron que las políticas públicas respondían a infraestructuras de altos estándares, entregando al menos dos baños, tres dormitorios, cocina y grandes comedores.

Este trabajo se presentó ayer, en dependencias de la Cámara Chilena de la Construcción de la región, ubicada en Magallanes 671. Allí, los responsables de esta investigación presentaron sus resultados ante el público presente, en donde esperan iniciar una visibilización del problema encontrado, con la esperanza de contrarrestar tales prácticas, ya que según ellos dicen, estamos creando una ciudad cada vez más segregada.

Cabe recordar que el periodo el cual se investigó fue algo así como el auge de la construcción, ya que corresponde al mejor momento de la Empresa Nacional del Petróleo en Magallanes, por lo que había recursos y organismos para concretar los ambiciosos planes de mejoramiento de la ciudad y de paso de los habitantes.