Necrológicas
  • Oscar Omar Brevis Castillo
  • Manuel Alvarado Celedón
  • Rosa Ester Ruiz Arismendi
  • Ana Gallardo Trujillo
  • Olga Pivcevic Martinovic

Arquitecta magallánica regresa para presentar una sinfonía corporal a través de la escultura

Por La Prensa Austral Jueves 4 de Junio del 2015

Compartir esta noticia
95
Visitas

Figuras en gres, aluminio, acero inoxidable, bronce, cerámica, madera, o fierro pueden encontrarse a partir de hoy en la Sala Tierra del Fuego, en el segundo piso del Hotel Casino Dreams. La muestra “Sinfonía corporal” es la nueva propuesta del salón de exposiciones, que se inaugurará a las 19,30 horas y permanecerá abierta hasta el 4 de julio, con entrada liberada.

Su autora es una magallánica por adopción. Pese a que nació en Santiago, Jeannette Moris realizó sus cursos básicos y medios en Punta Arenas. Tras titularse como arquitecto en la Universidad de Chile, en 1983, en paralelo, se dio tiempo para su veta artística, hasta que esta última fue más fuerte. “Me tuve que ir a Buenos Aires a vivir, por razones familiares y decidí dedicarme profesionalmente al arte, y estudié a full. Me fui al Bellas Artes, asistí a talleres, seminarios de distintas técnicas y fue cambiar mi pasión por la arquitectura por mi vocación por el arte, que la tenía un poco dormida, en segundo plano”, explicó.

Participó en el taller de escultura creativa de Javier Stitchkin, y realizó distintos trabajos en cerámica gres, arcilla, aluminio y bronce. En 2007 expuso sus trabajos de escultura junto a sus compañeros, en el paseo El mañío en Vitacura y en 2008, en el Club de campo del colegio médico de La Dehesa, y en Punta Arenas, para Corfo, en los salones de Sercotec.

Así se fue enamorando de la escultura, y por eso, exploró todas las técnicas, las que pueden verse resumidas en su exposición, que cuenta con 17 esculturas. “Hay cosas en aluminio, aluminio pulido, bronce rasguñado, pulido otro con una pátina, en bases de madera, mármol; quise traer una gran variedad de materiales para que pudiéramos compartir con mis coterráneos y ver que la misma figura puede verse distinta en otro material o distinta base”. La exposición también cuenta con 5 pinturas en óleo, otras de sus pasiones. “Traje lo que tenía en temas regionales, para complementar un poquito y darle un toque de color. Son pinturas bastante expresionistas y que le darán calidez especial a este recinto”, agregó Moris.

Uno de los sellos de sus esculturas es, además de la predominante presencia femenina, es que “siempre trabajo con el espacio y el movimiento, de ahí el nombre de la muestra. Mi tendencia en la escultura es siempre lograr el movimiento y la actitud, serena o pararse en dos manos”, describió mientras mostraba una de sus esculturas.

Jeannette Moris cuenta con un taller propio en Santiago desde 2010, y desde ahí, no ha parado de preparar exposiciones, fundamentalmente de pintura. 

Sin embargo, ve complicado poder realizar un taller en Punta Arenas, no porque no lo desee, sino porque las técnicas requieren, fundamentalmente, de una fundición. “Diría que un buen escultor es un buen obrero, porque hay que martillar, cortar con serrucho eléctrico, soldar, aprenderse las pátinas y eso es con un soplete y ácidos súper tóxicos; entonces te conviertes en un buen maestro, porque debes manejar todos los materiales. Es muy lindo porque vas creando con cada cosa. Igual en algunas una tiene preconcebido lo que quiere, como dos miradas distintas del mundo, cada una lleva un pequeño mensaje”, comentó finalmente, la artista visual.