Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Con llamado a la Armada a facilitar acceso a isla Dawson se estrenó documental

Por La Prensa Austral Martes 9 de Junio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
807
Visitas

El sábado, en el Teatro Municipal “José Bohr” se realizó el estreno del documental “El silencio de isla Dawson”, una iniciativa de la arquitecta magallánica Camila Mancilla, y que cuenta con los testimonios de los prisioneros que permanecieron en el campo de concentración de esta isla. El proyecto audiovisual contó con la investigación del docente de la Universidad de Magallanes, Rodrigo González Vivar, y partió como propuesta de construir un memorial frente al campo Río Chico y que derivó en la “restitución de la accesibilidad de isla Dawson, no sólo por la carga histórica que acoge la isla, sino también, porque esa carga histórica se acoge a la de la ley de monumentos nacionales”, explicó Mancilla ante los asistentes al estreno.

En los 9 minutos y 46 segundos que dura el documental, aparecen relatos de quienes permanecieron en la isla, así como también la opinión de autoridades como la senadora Carolina Goic, también presente en el estreno. Imágenes de la isla no se pudieron registrar, del mismo modo que tampoco se pudo concretar una visita para el Día del Patrimonio Cultural. Y menos, la construcción del memorial en Río Chico. Todo esto porque la isla se encuentra bajo administración de la Armada, que denegó estas peticiones señalando que isla Dawson, “es un recinto militar de carácter estratégico, de acceso restringido, utilizado para fines institucionales, entre los cuales se encuentra la realización de ejercicios militares.  Lo anterior impide entregar información de los terrenos, infraestructura, características de la isla y del régimen de funcionamiento de las instalaciones y medios navales. Asimismo, en cuanto a las visitas, la isla no está abierta al público. En lo que respecta al campo de entrenamiento en Río Chico, hoy en día es un sitio eriazo, que no permite la construcción de infraestructura, cualquiera que sea ella, ya que se utiliza para ejercicios militares en los cuales se emplean explosivos y munición de guerra de diverso calibre”.

Por eso, además del testimonio de quienes vivieron  en este campo de concentración en 1973, el objetivo de Camila Mancilla es que exista accesibilidad para la isla. En este sentido, hicieron llegar a través del diputado Gabriel Boric, una carta al ministro de Defensa, para que interceda ante la Armada para que la isla se incorpore al “patrimonio defensa”, y se trabaje en conjunto para realizar visitas guiadas.

“Esta situación debe cambiar, no es posible que los sitios de conmemoración histórica esté en manos de unos pocos y el patrimonio de los sitios que marcaron nuestra historia se sigan encubriendo y no se devele la verdad. Esta ha sido la problemática para solidificar una memoria real, necesitamos más que libros y documentales, necesitamos una experiencia vivencial, que nos provoque intriga y nos sumerja hacia el entendimiento del pasado para asentar el presente y construir un mejor futuro para las nuevas generaciones, para que nunca más volvamos a repetir los errores del pasado”, manifestó la arquitecta a cargo del proyecto.

“El silencio de isla Dawson” se presentó ayer en una función en la Casa de los Derechos Humanos, y para este viernes, está fijado su estreno en el Museo de la Memoria de los Derechos Humanos. Además, se puede ver en la página www.memoriaisladawson.org.