Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
Recinto de la ex cárcel pública de Punta Arenas

Espacio Cultural “El Arbol”, una alternativa recreativa para el verano

Por La Prensa Austral Martes 19 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.037
Visitas

Durante este mes el antiguo centro penitenciario local se ha llenado de danza, acrobacias, manualidades y actividades, todo, de manera gratuita. A medida que pasa el tiempo el lugar ha perdido su lúgubre aspecto y, de a poco, se ha ido transformando.

En el recinto de la ex cárcel pública de Punta Arenas (calle Waldo Seguel 607) comenzó a funcionar una original alternativa de recreación y divertimiento para los magallánicos. Se trata del Centro Cultural “El Arbol”, que durante este mes comenzó a ofrecer talleres sobre distintas temáticas de interés.

De acuerdo al proyecto inicial, las actividades se extenderán hasta febrero y posteriormente se analizará la posibilidad de continuar con una programación establecida durante el resto del año.

Los talleres que debutaron este mes incluyen disciplinas como danza, manualidades y acrobacias, las que han ido llenando de magia el sector, quitando poco a poco el ambiente lúgubre y remplazándolo por sonrisas, colores, música y felicidad.

Ha sido necesario hacer algunos arreglos de infraestructura y usar la creatividad para mejorar algunos espacios, ya sea para decorar o para usarlos en los talleres, como también proporcionar un cierto grado de seguridad para los asistentes y cuando lo amerita, protegerse del frío.

“El Arbol” ha proporcionado panoramas de formación bastante inéditos, como danza afro, iniciación en el arte circense aéreo, creaciones de mosaicos a partir de diversos materiales, empastado básico y animación (trabajo audiovisual). Lo que hace que todo esto deslumbre por partida doble es que las actividades son gratuitas. Dependiendo del taller, habrá algunos que tendrán que cumplir con un rango mínimo de edad o la solicitud de algunos materiales, pero no existen pagos específicos. 

Este espacio se originó a partir de que diferentes organizaciones buscaban un lugar para poder ofrecer a la comunidad diversas actividades, todas con la ideología de mantener y promover el trabajo colectivo o participativo, ya que en conjunto creen que las personas son un ente importante para poder crear una sociedad activa. Es por ello que su objetivo es ser considerados como un lugar en donde existen alternativas sociales, culturales y políticas.

Este conjunto de organizaciones entrega una gran parrilla de fuentes de aprendizaje, que la gente, según la percepción de algunos coordinadores, ha sido enriquecedora y motivante, destacando que se ha vuelto un espacio de auto aprendizaje. Es por ello que “El Arbol” se ha mostrado en lo que va del verano, como un emergente encargado de esparcir cultura.