Necrológicas
Asumió ayer tras polémica salida de Elena Burnás

Gonzalo Bascuñán tendrá este fin de semana su primera convención como nuevo director de Cultura

Por La Prensa Austral Miércoles 26 de Agosto del 2015

El psicólogo reconoció que tiene un perfil más profesional y político que su antecesora, además de un trabajo
previo de siete años en el área de ciudadanía del Consejo de la Cultura.

Si bien hace una semana se supo de su nombramiento, pero recién ayer, se instaló en su nuevo despacho, como director del Consejo Regional de la Cultura y las Artes. Gonzalo Bascuñán quizás intentó que bajara un poco la polémica que se formó tras la comentada salida de Elena Burnás y aprovechó este tiempo para analizar su cambio desde la oficina del Servicio Nacional de Menores, Sename, a dirigir los destinos del arte y la cultura de la región.

Bascuñán es consciente de que su llegada no fue de la más tranquila, pero recalcó de entrada que “valoro mucho el trabajo de Elena Burnás a cargo del Consejo y quiero felicitarla por el trabajo realizado en esta primera etapa en que a ella le tocó encabezar el Consejo. A partir de ello, están las bases y condiciones para este nuevo impulso que quiere darle el ministro Ernesto Ottone a esta segunda etapa de gobierno, y que partió con el cambio de Gabinete”.

En ese sentido, el nuevo director de Cultura defendió su nombramiento, indicando que “por el perfil, tengo uno más profesional y político, por cierto, pero descansa también en los siete años en que trabajé en el Consejo anteriormente como encargado de ciudadanía. Ahí reconozco el voto de confianza y la oportunidad que da el ministro para, desde ese ángulo, permitirme trabajar en este momento, de mucho contacto con la comunidad, para dar nuevos énfasis”.

Convención nacional

Pero mucho tiempo para “estudiar” no tendrá, porque ya el fin de semana tendrá que asistir a la Convención Nacional, que se realizará en Valparaíso, y que será encabezada por el ministro de Cultura, Ernesto Ottone. El encuentro tendrá como eje la afinación del proyecto de ley que busca crear un nuevo ministerio de las Culturas, las Artes y Patrimonio.

“Es fundamental la nueva institucionalidad que se quiere para el país y muy importante también la vinculación con la educación. Estamos experimentando un proceso de reforma que, a mi juicio, le cambiará la cara a la población chilena en unos años más, porque estamos rompiendo con la segregación que hemos traído el último tiempo y vamos a priorizar espacios donde distintos sectores sociales vuelvan a encontrarse, como fue originariamente toda la educación pública y que gran parte de ese país obedece a ese mismo desarrollo e impulso”, explicó el psicólogo sobre este encuentro, al que llevará el material recopilado en las convenciones regionales, y que fueron desarrolladas por su antecesora.

Política de “puertas abiertas”

De esta forma, Bascuñán llamó a la calma a los representantes del mundo de la cultura, quienes manifestaron su inquietud por el hecho de que todo lo planteado en estas reuniones, no sea considerado. “Serán insumos para nuestro trabajo. Toda gestión anterior del Consejo y su historia, ha tenido procesos participativos en su interior, así que desde ese punto de vista, tranquilizar a las comunidades de actores locales en cultura, artistas, comunidades en general que están interesadas en este tema, a que no se va a desechar ninguna idea”.

Sin embargo, el nuevo director de Cultura enfatizó que uno de los aspectos que buscará potenciar, en esta futura institucionalidad, será la educación artística, para que “sea un componente esencial en este proceso de reforma y parte de los planes curriculares y de trabajo en educación; que sea un elemento más de desarrollo para las personas, un vehículo de expresión, para sensibilizarse con distintas formas de conocer el mundo”.

Gonzalo Bascuñán aseguró que tendrá una política de “puertas abiertas” con la comunidad y gestores culturales y artistas, porque “mi intención es siempre generar equipos de trabajo virtuosos, que hagan sinergia entre ellos, que disfruten ese trabajo, porque de esa manera entregamos un mejor servicio a la comunidad; esas son mis motivaciones: trabajar con las personas, siempre con apertura de diálogo y buscando ideas que beneficien el desarrollo cultural de la región, afirmándose en su patrimonio material e inmaterial”.

Finalmente, Gonzalo Bascuñán no quiso entrar en la polémica, en cuanto a las acusaciones de que su nombramiento fue evidentemente por temas políticos, y que incluso fue deslizado por su antecesora. En ese sentido, manifestó que “tomé contacto telefónico con Elena Burnás y quedamos de conversar la próxima semana, en un plano de amistad cívica, para justamente, ver los temas, su sentir y eso a mí me parece muy adecuado hacerlo”, finalizó.