Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Jorge Abasolo: “Este libro es un divertimento”

Por La Prensa Austral Domingo 14 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
527
Visitas

– A raíz del éxito que está teniendo con “Chile en el diván”, el columnista de La Prensa Austral está pensando seriamente en hacer a fines de año otro libro de la misma línea.

André Jouffee

Jorge Abasolo ha hecho de todo en el periodismo, lo que deja entrever su admiración por Tito Mundt, “acaso el más completo periodista que haya producido el país”. 

Cierto, ha hecho de todo: desde relatar fútbol, ser jurado en un rodeo, hacer editoriales, entrevistar a Jefes de Estado y reos condenados a cadena perpetua, hasta convertirse en ghostwritter (escritor fantasma) aquel día en que lo censuraron y le prohibieron firmar sus columnas.

Ha escrito en diarios como El Mercurio, La Tercera, El Sur y La Prensa Austral, entre otros. También en las revistas Uno Mismo, Cosas y Capital, aunque admite que lo que más le agrada es ser columnista, es decir, un creador de opinión, un portavoz, un curioso en estado superlativo o un filósofo de lo cotidiano.

Acaba de lanzar “Chile en el diván”, libro que contiene una antología de 27 columnas en torno al carácter del chileno.

A raíz de su reciente parto literario, El Magallanes decidió conversar con él.

– ¿Cómo ha sido la recepción de su reciente libro, “Chile en el diván”?

– “Formidable, si consideramos que en marzo comienzo la difusión en forma y oficial”.

– El sueño de todo periodista es convertirse en columnista y pocos lo logran. Tú lo has conseguido y eres muy leído…¿cuándo te diste cuenta que eras un buen columnista?

– “El día que me empezaron a pagar por hacerlo”.

– Un buen columnista tiene temas tabú?

– “En Chile, la religión, porque le hace bien a mucha gente. No puedes mofarte de ello”.

– ¿Es buen religioso el chileno?

– “No lo creo. Es cosa de observar el trato hacia los libros religiosos: la mayoría de los chilenos tiene a la Biblia en la misma condición que a su señora esposa. Es decir, un poco abandonada, pero siempre a la mano”.

– ¿Te han censurado alguna vez?

– “Sí, cuando escribía para el diario El Sur de Concepción. Le contesté a un sacerdote que hacía las veces de columnista y que había dicho que la masturbación era un acto diabólico. Le dije que si Dios hubiese considerado pecado la masturbación, nos habría hecho con los brazos más cortos… Aclaro que en Punta Arenas jamás me han censurado”.

– Habiendo pasado las mil entrevistas…¿cuáles son las inolvidables para ti?

– “¡Ufff…difícil pregunta…! Son tantas…Sin duda a Mario Vargas Llosa lo recordaré siempre, por esa cultura sin fronteras. A Facundo Cabral, por esa sabiduría callejera admirable; a Robert Kennedy, el sobrino de John, por su autenticidad para admitirme que había sido adicto a la heroína y muchas otras razones; a Lafourcade y Jorge Edwards porque dictan cátedra cuando hablan; a Mario Benedetti, por su humildad ecuménica; a Fernando Savater, porque creo que es el mejor filósofo del planeta…y vasco más encima. La lista es muy larga…”.

– ¿Qué es la entrevista para ti?

– “A esta altura de mi  vida creo que la relación periodista/entrevistado tiene una cuota de cinismo o de ambigüedad, porque los dos ocultan sus verdaderos propósitos. Por un lado, el entrevistado trata de vender una idea o difundir un mensaje; mientras el periodista intenta encontrar las grietas de ese mensaje”.

En el humor

– Al hueso, para quien prefiere hacer guiones para el Palta Meléndez o Coco Legrand. ¿O uno nada que ver con el otro?

– “Me encantaría trabajar con ambos, pero no soy omnipresente. En junio vuelvo a trabajar con Coco Legrand en su nuevo espectáculo ‘El Chaplín cojo’. Creo que me quedaré con Legrand. Tengo excelentes relaciones con el Palta, pero en esto se trabaja contra el tiempo…”.

– Lo curioso es que siendo tus columnas en La Prensa Austral de corte humorístico, sus entrevistas más celebradas han sido a economistas de la talla de Guy Sorman, Hernando De Soto, Domingo Cavallo, Hernán Buchi y Ricardo Ffrench-Davies, entre otros.  ¿Qué te intriga tanto en ese mundo que es como los meteorólogos, anuncian lo que vendrá pero no explican porqué no ocurrió?

– “No sé por qué las entrevistas me han hecho más conocido que mis columnas. He pensado no hacer más entrevistas, porque no quiero ser recordado como ‘el huevón que entrevistó a fulano o mengano’. Chile es un país que etiqueta con mucha facilidad. En mis columnas todo es mío y no comparto el ‘escenario’ con nadie. Si logro un acierto, excelente; y si la embarro, el costo lo asumo solito. Quiero llegar a ser un buen columnista, aunque dice Hernán Millas que ya lo soy. Pero sé que puedo dar más. Fíjate que cuando La Prensa Austral me aumentó el sueldo por mis columnas, éstas mejoraron ostensiblemente, de lo que se desprende que el dinero no hace la felicidad…pero la financia”.

– Habiendo trabajado en los mejores medios del país, ¿se considera un buen periodista?

– “No, pero me consuela el hecho de saber que el mejor escritor fue manco y el mejor músico fue sordo”.

– Usted que se mueve en pasillos políticos, al ojo, ¿qué porcentaje de chilenos votará en el 2017?

– “Creo que el rechazo o la abstención puede llegar al 70%. Fue un error poner en práctica el voto voluntario, pues puede suceder lo que aconteció en Ecuador en la época de Bucaram, donde el presidente fue elegido con el 40% de los votos, lo que constituye una baja representatividad. En lo personal, si llego a votar, votaré por el candidato que menos promete. Me defraudará menos.

– ¿Cuál es el mejor ministro del actual gobierno?

– “Rodrigo Peñailillo”.

-Pero si ya se fue.

– “Por eso mismo”.

– Describa al gobierno y a la oposición en pocas palabras.

– “La oposición o centro derecha tiene la mejor gente, la más dotada, pero con una capacidad asombrosa de fagocitarse. Si la derecha chilena habitara en Africa, practicarían el canibalismo a escala industrial. El gobierno tiene más posiciones que el Kamasutra. Hay muchos caciques y pocos indios, lo que hace que cada uno se sienta ahora candidato a la Presidencia. Lo dijo ese viejo cascarrabias pero sabio llamado Cicerón hace muchos años: la falta de líder hace de cada uno un líder. Creo que este gobierno oscila entre la estagnación y la inercia. En pocas palabras es un gobierno como la esposa de uno: no deslumbra pero entretiene”.

En Argentina

– Hace poco estuviste con Jorge Lanata, quien incluso te invitó a su programa en Radio Mitre, el más escuchado de Buenos Aires. A calzón quitado, haz una descripción lo más objetiva del personaje.

– “Lanata es el periodista número uno de la Argentina y el mejor pagado. Disimula muy bien el ego inmenso del que es propietario. Ese día llegó atrasado al programa, con una camisa hippie fuera de los pantalones y con unas zapatillas de lolo. Puede quedarse callado, a ratos murmurar y no pasa inadvertido. Putea a las autoridades y nadie se queja. Es lúcido, es vehemente, es polémico, es incisivo y hasta de un humor muy cáustico. Es flexible, es aguerrido, bueno…es Lanata. Fue un honor que me haya invitado a su programa. Me recuerda a un ex senador radical llamado Exequiel González Madariaga. Si un día don Exequiel hubiese llegado de túnica al Congreso, los demás se habrían visto ridículos. El no…Lanata es eso…y mucho más”.