Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Literalmente amarrados están los puestos que darán forma a la Muestra Criolla en el Parque María Behety

Por La Prensa Austral Sábado 16 de Septiembre del 2017

Compartir esta noticia
642
Visitas

En el recinto hay cerca de 170 estructuras, que han visto su inversión en peligro debido a las duras condiciones climáticas. Pero se mantienen optimistas, ya que el evento se mantendrá funcionando hasta el 24 de septiembre.

Estaba previsto que ayer se iniciaran las actividades de la Muestra Criolla, en el Parque María Behety. Sin embargo, mucho movimiento no hubo, a excepción del “bamboleo” que generaba el viento en los cerca de 170 puestos instalados.

Los propietarios de las estructuras vieron en peligro su inversión, ya que ayer en la ciudad, según el Centro Meteorológico Regional Austral dependiente de Dirección Meteorológica de Chile, el viento máximo registrado fue de 81 kilómetros por hora. Aquello generó que algunos materiales se soltaran y recorran varios metros, antes de ser capturados por las personas que recorrían el recinto.

“Hasta el momento a nosotros no nos ha pasado nada, pero hay gente que sí sufrió las consecuencias del clima. Hoy (viernes), como no hay mucho movimiento, queda dejar todo bien firme. Lo peor que nos puede pasar es que la gente no venga, esta es una fiesta sin alcohol, es familiar, la gente no va salir con los niños con un clima tan malo, ese sería el problema más grande, y obviamente que se vuelen los puestos. Está en peligro la inversión, ya hay carne comprada, pan, hay mucho dinero destinado al negocio. Si bien la fe es lo último que se pierde, igual hay algo de preocupación”, indicó uno de los puesteros, Claudio Carrillo Carrillo.

Por su parte, la también vendedora Bárbara Riquelme Garrido, reafirmó lo dicho por su colega, señalando “se sabe que el clima va estar más o menos, pero hay que estar preparados y armarse bien porque ya se han volado muchos puestos, mucha lata, entonces es muy peligroso. Yo por lo menos estoy bien equipada y amarrada. No cabe duda que la inversión está en peligro, porque el viento pasa un rato y vuelve, entonces da miedo. Ya mañana (hoy sábado) vamos a trabajar a full, porque hoy (viernes) fue imposible por el viento”.

Si bien la comida es la gran atracción del evento, los puestos de juegos también son altamente demandados por los niños, y nostálgicos por este modo de entretención. Quien se aventuró por entregar alegrías a niños y adultos, fue Marcela Guerrero y su madre Rebeca Cárcamo, quienes con la ayuda de toda la familia instalaron su stand.  “A pesar de los problemas, entre los colegas nos hemos colaborado, de hecho devolvimos material que se había salido en algunos puestos. Es un grupo bastante unido el que está este año en el Parque María Behety”, dijo Marcela. La Muestra Criolla se mantendrá hasta el 24 de septiembre y atenderá al publico de 11 a 22 horas.