Necrológicas
  • Julia María Villarroel Mansilla
  • Luis Lepicheo Alvarez
  • Betty Guillermina Laubscher Dunker
  • Alicia Eliana Galinou Desimoni

Magallánicos y turistas disfrutaron de un típico plato chileno: la carbonada

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Abril del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
71
Visitas

Ayer en Avenida Colón con calle Bories, poco flujo de personas y gotas de lluvia podían apreciarse en una de las reconocidas intersecciones de la ciudad de Punta Arenas. Marcando las 11 de la mañana, un grupo de personas se acerca al lugar con diversos elementos, son los alumnos de Gastronomía Internacional de Inacap, junto a su directora de carrera, Carmen Izquierdo Monasterio, quienes han colocado un pequeño puesto que los protege de la lluvia y han sacado una gran olla que contiene varias porciones de carbonada, pero también una limitada cantidad de merenguitos.
Rápidamente los jóvenes comienzan a servir el líquido en los recipientes y se lo ofrecen a los transeúntes que transitaban por el lugar, tanto magallánicos como los turistas extranjeros que aún pasean por la ciudad. Sorprendidos, las personas reciben con una sonrisa la preparación y preguntan la razón de la actividad, a lo cual los alumnos responden que se estaban entregando 200 porciones de carbonada, en el marco de las celebraciones por el Día Nacional de la Cocina Chilena, el cual fue el 15 de abril. Los dulces merenguitos no duraron mucho, ya que se acabaron rápidamente.
Así se mantuvo el ambiente en el lugar, en donde a medida que pasaban los minutos, cada vez más personas se acercaban para probar la porción caliente de carbonada, que terminó siendo propicia y muy salvadora para muchas de las personas, ya que la lluvia estaba comenzando a causar cierta molestia, sin embargo el típico plato chileno llegó para entregar ese impulso de motivación que algunos necesitaban. Por lo mismo, los transeúntes no dudaron en agradecer la comida y con una sonrisa en sus rostros, continuaron su camino.
“Elegimos la carbonada porque es un plato como de la casa, de la abuelita, que en el fondo rescata el sabor y aroma de la cocina chilena, ya que la preparación tiene la particularidad de que cuando se hace, suelta todos los olores, las verduras y la carne. Queremos hacer el llamado de rescatar las recetas antiguas, las cuales además nos dan identidad. La idea es entregar cariño a través del plato”, explicó Carmen Izquierdo Monasterio.
Entre las personas que se detuvieron a probar la preparación e incluso conversar sobre otros platos chilenos y la cocina en general, se encontraba la señora María Angélica, quien entre cucharadas señaló, “Muy exquisita la carbonada, los alumnos lo hicieron muy bien. Me recordó a la forma que lo hago yo, encuentro que mi carbonada es casi tan rica como la que hicieron los jóvenes. El día está especial para una carbonada realmente. Lindo todo muy lindo”.
Por su parte, Sonia Vargas, otras de las presentes en la actividad, indicó que el plato es bastante saludable y ayuda a que los niños coman otras cosas. “Muy rica la carbonada, está especial para el día, está calientito, bien preparado y sabroso. Me acordé cuando era niña, de los papás y los abuelos, pero también de mis nietos, ya que yo igual les he hecho este plato, aunque algunos no son muy buenos para las verduras entonces prefieren otras cosas”, señaló.
Fue así que con agradecimientos y risas, la entrega de las 200 porciones de carbonada finalizó, un típico plato de la cocina chilena, del cual los alumnos de Inacap tienen un taller especial que deben aprobar si desean titularse.
“La cocina chilena está presente en la carrera, sobre todo en el tercer semestre, cuando deben cursar el taller de gastronomía chilena y latinoamericana. Así, aparte de aprender cocina local, se instruyen en las preparaciones que realizan los países vecinos de Chile, vale decir cocina peruana, brasilera, ecuatoriana e incluso mexicana”, explicó, Carmen Izquierdo.