Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Párvulos aprenden acerca de sus ecosistemas locales y su cuidado

Por La Prensa Austral Miércoles 4 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
204
Visitas

Un grupo de niños conversa en su sala de clases sobre la importancia de cuidar el medioambiente y de no arrojar basura en las calles. Mientras sus compañeros aprenden sobre el universo y las características de la Tierra, el único planeta en el que se ha comprobado que hay vida humana. Otros resaltan la belleza del humedal de Tres Puentes y, a sus cortos años, critican que haya personas que boten desechos y afecten el ecosistema de las aves que llegan a ese lugar.
Este ejercicio lo hacen periódicamente párvulos del jardín infantil Josefina Braun Menéndez, dependiente de Fundación Integra, de los niveles medio mayor (de 3 a 4 años) y de prekínder (de 4 a 5 años) gracias a una iniciativa que se realiza en conjunto con la Fundación Cequa.
Los entusiastas pequeños participan en charlas didácticas encabezadas por la bióloga Romina López, en las que abordan una serie de temáticas que les permiten interiorizarse acerca de conceptos que los acompañarán durante su vida.
La divulgadora científica para la educación del Cequa señala que la institución realiza un intenso trabajo colaborativo con entidades educativas como la Fundación Integra, con el objetivo de favorecer el aprendizaje y la difusión de temas de interés. De hecho, las charlas realizadas recientemente en el jardín Josefina Braun Menéndez se enmarcaron en  el Día de la Tierra, conmemoración que, entre otros objetivos, pretende rendir un homenaje al planeta y a reconocerlo como un hogar al que hay que cuidar siempre.
Para la profesional de Fundación Cequa este tipo de experiencias son muy gratificantes, ya que permiten trabajar directamente con las nuevas generaciones, que demuestran su interés por temas como la ciencia y el medioambiente. Para concitar su interés ella realiza una rutina que los va adentrando en conceptos que son relevantes y que les permiten participar y opinar a pesar de su corta edad. De hecho, al finalizar los talleres son los mismos niños los que -a partir de sus propias experiencias- opinan si el planeta está feliz o está triste con las acciones emprendidas por el ser humano.
Resalta además los conceptos que se difunden a partir de este trabajo colaborativo con el jardín infantil, ya que así los niños van aprendiendo por qué hay que preferir bolsas reutilizables, por ejemplo, en vez de las bolsas plásticas. O por qué es necesario ser amigable con el entorno, al no arrojar basura o a prevenir los incendios forestales. Se trata, advierte, de una experiencia que hay que mantener en el tiempo y que ayuda a todos a ir valorando nuestros entornos y nuestros espacios naturales.
En este esfuerzo se une la comunidad educativa del jardín infantil, ya que se organizó una capacitación docente. Esto, para lograr la vinculación necesaria del establecimiento preescolar sobre el cuidado del entorno, mediante un sistema de gestión que considere buenas prácticas ambientales.