Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Sorprendente hallazgo de archivos del inmigrante inglés William Greenwood serán presentados en un libro

Por La Prensa Austral Domingo 27 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
1.099
Visitas

En la provincia de Ultima Esperanza se le recuerda con el apelativo de Don Guillermo. Una calle, un paso fronterizo y un arroyo dan cuenta de su presencia, pero poco se sabía de la historia del inmigrante inglés William Greenwood. Hasta ahora.

Llegado en 1872 a la región, permaneció en ella durante treinta años, y su espíritu de cronista lo llevó a narrar cómo era la vida de aquellos años, así como la flora y la fauna y también su relación con pueblos originarios, como los Tehuelches o Aoinikenk. Pero todo ese material quedó perdido en el tiempo.

Esa historia siempre estaba en las conversaciones que los investigadores Duncan Campbell (de Escocia) y Gladys Grace (de origen magallánico), sostenían con el arqueólogo Alfredo Prieto, ya que el ciudadano europeo es el autor principal de la página web “La presencia británica en la Patagonia austral”, http://patbrit.org. “Y tuvimos la suerte de estar en Argentina en una estancia, con un descendiente de la familia Renard, que fue el primero que trajo las ovejas a Magallanes y me compartió documentos de su familia. Al verlo, aparece una carta firmada por Greenwood, seguimos buscando y apareció que habían transcrito un artículo, escrito por Greenwood en tal periódico, tal día en Buenos Aires. Y como somos investigadores independientes, nos fuimos a Buenos Aires y vimos que la Universidad de San Andrés tenía toda la colección de este periódico. Llegamos con la notita, que era sobre el motín de los astilleros. Con la referencia buscamos, y encontramos al final 59 artículos, lo que fue increíble porque ya eran como sus memorias”, explicó Gladys Grace. Ahí decidieron que este material debía ser conocido en la región, y por eso, ya tienen casi listo un libro, que esperan lanzar en noviembre.

La traducción quedó en manos de Duncan Campbell, quien entregó detalles del descubrimiento. “Es una colección muy diversa, de artículos sobre temas de la actualidad ya que vivió en la zona a partir de 1872, y es de los primeros inmigrantes de Europa, y se quedó. Pero después 3-4 años, fracasó parece en sus negocios y se fue a vivir al interior, donde no había nadie, salvo tehuelches. Y vivía como cazador de avestruces, como llamaba al ñandú, de pumas y guanacos, esa fue su forma de subsistir. Poco a poco iba ganando experiencia de ese modo y terminó siendo guía a varias expediciones que hubo”. Por eso, Grace afirmó que “es como un antepasado de todos nosotros, porque llegó en 1872 y estuvo hasta 1899-1900, entonces vio los indígenas, que los límites aún no estaban, donde se sobrevivía de la caza que hacían. Con el baqueano Santiago Zamora fue el descubridor de los baguales, no sé cuánta gente sabe que el paso fronterizo don Guillermo cuando uno va a Argentina por Cerro Castillo es él, porque viene de William, pero nadie sabe que es él, porque le decían Guillermo”.

Ambos destacaron que este material interesó mucho en especial, al historiador Mateo Martinic, quien quedó sorprendido por el hallazgo, ya que “acotó que era información poco conocida de esa época, no hay mucha documentación y las historias de ese señor pasan a ser las únicas de primera mano que tenemos”, concluyó la investigadora.