Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

“No hay prevención sin comunicación”, plantea obra teatral protagonizada por adultos mayores

Por La Prensa Austral Martes 11 de Julio del 2017

Compartir esta noticia
72
Visitas

Los Programas Senda Previene y Conjunto de Viviendas Tuteladas del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) de la comuna de Porvenir, lideraron un trabajo con adultos mayores, para crear y desarrollar una obra de teatro en la que plantean con el título que “No hay prevención sin comunicación”. Todo ello con el fin de promover y difundir conceptos y prácticas preventivas frente al consumo de alcohol y otras drogas.

La iniciativa buscaba fomentar la participación de los adultos mayores como agentes preventivos, rescatando sus experiencias y su particular visión de los efectos nocivos que genera el consumo de sustancias lícitas e ilícitas dañinas de la salud y como éstas van afectando la vida de niños, jóvenes y sus familias, perjudicando la vida familiar y la buena convivencia en comunidad.

Mediante la obra destacaron conceptos claves para prevenir el consumo, sobre todo en generaciones jóvenes, como lo son la comunicación con la familia, establecimiento de normas y límites claros, aumentar la percepción de riesgo frente al consumo y sobre todo, confiar en los afectos y la ayuda que las familias pueden prestar frente a las conductas de riesgo.

Al respecto, Jessica Neún, coordinadora del Conjunto de Viviendas Tuteladas señaló “que este tipo de iniciativas nos permite dejar un mensaje a los jóvenes y que sea representado por los adultos mayores, que tienen una vasta experiencia. Pero sobre todo a los mismos adultos mayores, que a veces tienen un consumo problemático de alcohol”, resaltó. Ema González, adulta mayor que participó en la representación, lanzó un llamado a la juventud a no consumir sustancias que puedan perjudicar su normal desarrollo y una vida feliz, “ya que el consumo los puede llevar a consecuencias que no tienen reparación”.