Necrológicas

Por el momento no habrá alza de precios de la carne tras cese de servicio del matadero Koba

Por La Prensa Austral Martes 11 de Julio del 2017

Compartir esta noticia
181
Visitas

Carniceros están faenando en Cerro Sombrero

Fotos Félix Iglesias M.

La “guerra de la carne” asoma como un problema social para los porvenireños, después que desde la semana pasada dejara de haber faenamientos en el único establecimiento de autoconsumo de Porvenir, Matadero Koba, que fue cerrado por su propietario, Jorge Oyarzún Fuentes, a raíz de una petición al efecto remitida por oficio por la alcaldesa Marisol Andrade, el pasado 16 de junio. En la misiva, la autoridad comunal pide la restitución del inmueble sobre el que ya había finalizado el arrendamiento a Sociedad Koba “del predio urbano denominado Hijuela N°9, de una superficie de 100 hectáreas, de propiedad municipal”.

En las razones de la petición, la jefa comunal expresa que obedece a un acuerdo del Concejo Municipal del 14 de junio pasado, y que la vigencia del contrato de plazo fijo partió el 1 de diciembre de 2004 por 12 años, por lo que habría expirado el 1 de diciembre de 2016, “no habiendo desde esa fecha a la actualidad ninguna renovación de contrato, ni existiendo a la fecha intención del municipio de continuar con el referido arriendo”.

Al representante de Koba se le dio plazo hasta el próximo sábado 15 para desocupar el predio, “siendo necesaria la inspección municipal, a fin de consignar el estado en que se restituye el inmueble”. A Oyarzún Fuentes no le quedó otra que devolver el bien raíz, no obstante, dejando varios elementos en los cuales asegura haber invertido ingentes sumas de dinero a lo largo de los 18 años en que ofreció servicios de faenamiento.

Indemnización o juicio

No obstante, éstos son imposibles de recuperar, por pasar a formar parte del recinto, como la instalación de servicios básicos, los corrales de tubos, una línea de faenamiento, sala de vestidores, alcantarillado y otros, asegura Oyarzún, por lo que pide ser indemnizado “por lo construido y desarrollado en esos entonces, donde no existen problemas para que los nuevos inversionistas puedan iniciar allí el nuevo proceso”. De serle negada la indemnización, anuncia una acción legal contra la municipalidad, lo que podría afectar el ingreso de los nuevos arrendatarios interesados en explotar el recinto.

Ellos forman la nueva Sociedad TALVSV, integrada por seis carniceros, a quienes el municipio le otorgará el nuevo arrendamiento del matadero. Los que junto con faenar el mayor número de animales que les fue posible para abastecer sus respectivos negocios, desde ayer debieron recurrir al matadero de Cerro Sombrero para continuar haciendo sus respectivos faenamientos de carne animal.

Todo ello con el consiguiente aumento de costos que empero, asumen como parte de los gastos de su futura instalación. Esto se debe a que terminada la época de faenas en la capital de la comuna de Primavera, su dueño debió contratar a un tipificador de cortes sólo para atender los servicios a los carniceros de Porvenir.

Sin embargo, señala Fabián Levill (vocero de la Sociedad TALVSV) los nuevos costos no van a significar por ahora un incremento de precios al consumidor, ya que los socios seguirán absorbiendo la diferencia de precios. Eso sí, si ésto no se extiende por 2 o más meses, como podría ocurrir si Jorge Oyarzún inicia una acción judicial contra el municipio que les impida trabajar el Matadero.

Que el municipio “se ponga las pilas”

Por eso a los futuros arrendatarios les urge que sea el municipio quien agilice sus procedimientos y los llama a firmar el contrato para hacerse cargo ellos de una vez por todas del recinto. “Si hay una acción judicial de Oyarzún con la municipalidad, ése es un problema entre ellos, nosotros no nos podemos meter, una porque no nos corresponde y otra, porque no sabemos de eso”, advierte Levill.

“Mientras más rápido se arregle esto, que exista buena voluntad de las partes o entre a mediar el gobernador, más pronto vamos a tomar el matadero y empezar a producir”, reflexiona. Levill asegura que los permisos sanitarios y todo el papeleo que viene para ser los nuevos faeneros ya están en marcha, pero les falta el contrato que clarifique el domicilio donde van a ser fiscalizados por la autoridad sanitaria.

“La municipalidad debe ‘ponerse las pilas’ porque por ahora estamos parados y nos urge tener el contrato y el lugar físico”, apunta. Pero si se viene un juicio y se extiende por mucho tiempo, el representante de la nueva sociedad cree que debe ser solucionado rápido, ya sea indemnizando a Oyarzún por un costo acorde al exigido, o separando el tema del arrendamiento a la sociedad que representa.

¿Habrá un mejor servicio?

Para Oyarzún Fuentes, lo obrado por la municipalidad según el acuerdo del Concejo Municipal es irresponsable, porque lo hace “sin vislumbrar los enormes trastornos de desabastecimiento de carne para la comunidad, al igual que ocurrió en 1999”. Además, acusa poca transparencia “al no permitirme participar en un proceso de licitación pública” y a que en su criterio, la decisión del Concejo no se ajusta a derecho, razón por la que ingresó un reclamo ante Contraloría.

También critica la ausencia de diálogo de la alcaldesa Marisol Andrade, para con quien entregó un servicio del que nunca existió reclamo alguno por 18 años, donde Porvenir contó en forma privilegiada con un matadero de autoconsumo que ninguna otra comuna de la región posee, ya que por ejemplo Natales debe faenar en Punta Arenas, con los costos que ello conlleva y Puerto Williams sólo consume carne congelada. “¿Cuáles son las razones del cambio, o van exigir a los nuevos concesionarios algo mejor que lo existente?, si no, no se justifica”, sentencia.

“Es un arrendamiento y está vencido”, aclaró administrador municipal

“La última información que tuve del tema es de uno de los carniceros (de la Sociedad TALVSV), de que Jorge Oyarzún iba a dejar todo el día 15 de este mes, sin ningún problema, pero no me ha llegado ninguna carta de respuesta de él (de Oyarzún)”, comenzó señalando el administrador municipal Ildefonso Neira, respecto al anuncio de Oyarzún de iniciar acciones legales por ser desposeído del arrendamiento del matadero municipal.

“Yo lo llamé el viernes y no quiso hablar conmigo. Porque yo quería que nos pusiéramos de acuerdo para la entrega del inmueble. Ahora, cualquiera puede iniciar una demanda, pero debe tener claro que puede perder. Acá no tiene asegurado nada, porque ésto es un arriendo y está vencido. Y todo lo que no puede mover, es parte del inmueble”.

Neira asegura que el matadero no es tal, porque en el plantel nunca se aplicó la Ley de Mataderos y que Oyarzún no tiene resolución para funcionar como tal. “Sí lo es como centro de faenamiento de autoconsumo, pero no tiene resolución medioambiental, porque no categoriza. Ni siquiera tiene tratamiento de riles y su alcantarillado es una fosa con drenes. Por lo tanto, si alega que tiene inversión, ¡Que se lleve sus cosas!, en eso no hay problema”, finalizó el también alcalde (s) de Porvenir.

Gobernador se ofrece para mediar

“Estamos disponibles como gobierno provincial para ejercer un rol de mediador en el conflicto social que pueda suscitarse a raíz del término de contrato del matadero municipal del actual propietario y en tanto no puedan asumir los nuevos adjudicatarios”, aseguró el gobernador de Tierra del Fuego, Rodolfo Cárdenas. “Estamos dispuestos a ejercer el rol mediador entre las diversas partes que están involucradas en esta situación”, afirmó la autoridad fueguina.

“Consideramos que es un hecho relevante tener la mejor voluntad para llegar a acuerdos que permitan mantener los servicios que hoy día contamos en Porvenir -añadió Cárdenas- y de esa forma garantizar a la comunidad la existencia de los alimentos que son de primera necesidad, como es la carne y así también sus subproductos, que nos permiten a todos los porvenireños mantener los procesos alimenticios”, dijo.

Por lo mismo, aseñaló estar disponible para iniciar los procesos de conversación que sean necesarios para que se pueda llegar a un acuerdo entre todos los involucrados y de esa forma destrabar la situación que le pueda aquejar a la comunidad porvenireña en un cercano futuro. El gobernador dijo que lo observado hasta ahora “es indudablemente una preocupación, porque afecta, o quizás pueda afectar la calidad de los servicios de alimentación”.

“Por eso es que estamos disponibles, yo me comuniqué con la nueva agrupación de carniceros para ofrecer mis servicios de buena fe, para que podamos actuar, anticipándonos a la situación que se pudiese generar”, finalizó al respecto el representante del gobierno en la provincia fueguina.

Hay instalaciones que son inamovibles, como los corrales de tubos de acero que muestra la fotografía, que el actual arrendatario, Jorge Oyarzún Fuentes no podrá extraer, por los que pide ser indemnizado.