Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Cameron dejó el gobierno, pero el gato Larry se quedó

Por La Prensa Austral Jueves 14 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
183
Visitas

Durante la jornada de ayer, el ex Primer Ministro británico David Cameron y su familia abandonaron la residencia de Downing Street N° 10 para dejar la casa a su nueva inquilina, Theresa May. La mudanza se realizó con normalidad y el clan se llevó todas sus pertenencias, menos el gato Larry, que se quedó en el domicilio.

Larry frecuenta las antecámaras del poder desde 2011, fecha en que fue enrolado para dar caza a ratas y ratones. El felino tendrá que habituarse al estilo de los zapatos de tacón de la nueva residente, en particular los de imitación piel de leopardo.

En un primer momento se especuló con que el gato partiría junto a Cameron y familia. Pero rápidamente se le comunicó que se le había reservado una suerte diferente a la del renunciante Primer Ministro.

“El gato es un funcionario, no de los Cameron”, precisó un portavoz de Downing Street. “¡Se queda!”, remató.

Larry, un gato procedente de la Sociedad Protectora de Animales (SPA), fue llevado a Downing Street después de que se advirtiera, en imágenes grabadas por las cámaras de los servicios informativos televisivos, la presencia de una rata paseando ante la célebre puerta negra de la residencia del Primer Ministro.

No obstante, la eficacia de Larry ha sido puesta en tela de juicio. Recibe numerosos obsequios y golosinas de sus admiradores y pasa la mayor parte del tiempo “probando la calidad (y confort) de los muebles antiguos en sus siestas” cotidianas, según un vocero.

Downing Street siempre contó con un felino cazador de ratas desde 1920.