Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Castro insiste en reformas pero asegura que Cuba no va hacia el capitalismo

Por La Prensa Austral Jueves 29 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
67
Visitas

En medio de las dificultades económicas por las que pasa Cuba -que en 2016 registrará un decrecimiento del 0,9 %, lo que supone la primera recesión que se registra en la isla en 23 años- el Presidente del país, Raúl Castro reafirmó la noche del martes la senda de las reformas y llamó a dinamizar la inversión extranjera. Pero aclaró que eso no significa caminar hacia el capitalismo.

“Es preciso superar de una vez y por siempre la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea. Para avanzar resueltamente en esta dirección debemos despojarnos de falsos temores hacia el capital externo. No vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado, así lo recoge nuestra Constitución y lo mantendrá, pero no debemos cogerle miedo y ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes”, destacó Castro.

Sus palabras formaron parte discurso que el gobernante cubano dio para clausurar la segunda y última reunión plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Se trató de la primera sesión tras la muerte de Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución Cubana.

Raúl también apeló a la austeridad para lograr el crecimiento de la economía y alcanzar el 2% previsto para 2017 y tras no alcanzar las previsiones para este año. “En medio de las dificultades continuaremos ejecutando los programas de inversiones en función del desarrollo sostenible de la economía nacional”, aseguró.

Así dijo que se deberán cumplir algunas disposiciones como garantizar las exportaciones y su cobro oportuno, incrementar la producción local para sustituir importaciones, reducir los gastos no imprescindibles y usar racional y eficientemente los recursos disponibles.

Destacó que el abastecimiento de combustible ha sido, desde el triunfo de la Revolución, la “espada de Damocles que hemos tenido sobre nuestro cuello, a veces rozándolo”, por lo que consideró que este es uno de los sectores estratégicos donde hay que dar prioridad a la inversión extranjera.