Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

Condenan a prisión a una familia por esclavizar a personas con discapacidad y sin techo

Por La Prensa Austral Miércoles 13 de Septiembre del 2017

Compartir esta noticia
416
Visitas

Parte de una familia británica que sometió a trabajos forzados a discapacitados y sin techo fue condenada a penas de cárcel que suman casi 80 años en total, tras ser hallados culpables de cargos relacionados con el fraude y la esclavitud moderna.

Un juez de la Corte de Nottingham (Inglaterra) impuso diez años y nueve meses a Martin Rooney, de 57 años, cabeza de familia, mientras que dos de sus hijos -John y Patrick- recibieron una condena de más de 15 años cada uno.

Durante más de dos décadas, la familia captaba por la calle a personas vulnerables a las que obligaban a trabajar en su empresa de renovación de pavimentos en condiciones de esclavitud.

El clan de los Rooney, 11 de los cuales fueron condenados, alojaba a sus empleados en remolques sin agua potable ni lavabos y les forzaba a trabajar durante largas jornadas laborales.

Una de las víctimas, que estuvo más de 25 años bajo el control de la familia, fue obligada a cavar su propia tumba, según se conoció durante el proceso judicial.

Cuando las fuerzas de seguridad intervinieron por primera vez en el caso, en septiembre de 2014, se encontraron con que algunos de los trabajadores de la empresa familiar presentaban síntomas de malnutrición y de haber recibido palizas.

El magistrado Timothy Spencer acusó al cabeza de familia de los Rooney de haber criado a sus hijos “en una cultura criminal” y de tratar a los trabajadores de la misma forma que la “realeza medieval” controlaba a “los campesinos”.

En agosto, la Agencia Nacional del Crimen británica (NCA) alertó de que los casos de esclavitud moderna y tráfico de personas son más comunes en el Reino Unido de lo que se pensaba hasta ahora e informó de que mantiene más de 300 investigaciones abiertas en ese ámbito.