Necrológicas
  • Edith Trujillo Gómez
  • Emilio Rigoberto Ojeda Contreras
  • José Orlando Vera Villarroel
  • Pedro Pivcevic Mimica
  • José Héctor Gómez Cárcamo

Convocan a un “paro nacional de mujeres” en Argentina tras brutal asesinato de adolescente

Por Agencias Martes 18 de Octubre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
256
Visitas

Siguen las repercusiones tras el brutal asesinato de la joven de 16 años Lucía Pérez, quien murió tras ser drogada y posteriormente violada en la ciudad argentina de Mar del Plata.
Así, las muestras de repudio al hecho han surgido desde diversos grupos en el país trasandino, que han llamado a una serie de manifestaciones. Una de estas protestas es el llamado Paro Nacional de Mujeres que se llevará a cabo este miércoles en Argentina y que llama a todas las mujeres, travestis y transexuales del país a suspender todo tipo de actividad durante una hora, entre las 13 y las 14 horas.
“En tu oficina, escuela, hospital, juzgado, redacción, tienda, fábrica o donde estés produciendo, pará una hora para exigir ‘Basta de violencia machista, vivas nos queremos’”, dice la convocatoria, hecha por la agrupación “Ni una Menos”, entre otras entidades.
Asimismo, las organizadoras llamaron a una marcha a las 17 horas que comenzará en el Obelisco y finalizará en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires.
Según la agrupación, “la idea de parar apunta también a visibilizar el aporte de las mujeres a la economía productiva y las desigualdades que aún existen en cuanto a la posibilidad de desarrollo laboral y profesional”. “La brecha salarial entre hombres y mujeres en Argentina se ubica entre el 30% y 40% en los trabajos precarizados, el 76% del trabajo doméstico no remunerado lo hacen las mujeres, y cuando nacen los hijos e hijas la tasa de actividad de las mujeres baja del 54% al 39%”, agregó el organismo.
Del mismo modo, la periodista y referente de “Ni una Menos”, Florencia Abbate, señaló a La Nación de Argentina que el paro “intenta ser además un llamado a la reflexión de toda la población, para que cada persona revise sus propias prácticas y tome consciencia de la necesidad de un cambio cultural”.
“No dejará de haber violencia contra las mujeres si no hay una transformación cultural, es un trabajo lento, pero tenemos esperanza y ciertos cambios que se ven en las nuevas generaciones demuestran que las cosas ya no son iguales que hace veinte años”, agregó Abbate.
Agencias