Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Diez ejércitos criminales operan para El Chapo Guzmán

Por Agencias Miércoles 13 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
66
Visitas

El cartel de Sinaloa mantiene el control en siete Estados del país a través de ocho células y dos pandillas que son las encargadas de hacer frente a los bandos contrarios, como Los Beltrán Leyva o Los Zetas. Las miles de muertes generadas desde el 2007 cuando el ex Presidente Felipe Calderón inició la guerra contra el narco, se deben en gran parte a la disputa que han sostenido estas bandas regionales por el control del territorio para realizar sus actividades delictivas, principalmente el tráfico de drogas.
Las tareas de estos grupos son diversas: hay quienes brindan protección a los líderes de la organización, otros que se dedican a extorsionar, grupos que se encargan de los asesinatos y secuestros, y otros que “cobran” el dinero producto de sus actividades delictivas. Todos obedecen a los cabecillas de la organización.
Aunque todas las células trabajan para el cartel de Sinaloa, las autoridades han identificado a algunos de estos grupos como subordinados directos de Joaquín Guzmán Loera, Ismael Zambada y Dámaso López Núñez, un exfuncionario penitenciario que ayudó en la primera fuga del narcotraficante del penal de Puente Grande, en Jalisco según informes de la fiscalía mexicana (PGR) y de las autoridades de Estados Unidos.
1.- Gente Nueva
El surgimiento de esta célula fue en Veracruz. En marzo de 2007 aparecieron dos cadáveres con un mensaje en contra de Los Zetas, entonces brazo armado del cartel del Golfo. “Somos Gente Nueva y esto le va a pasar a todos los que apoyen a Los Zetas”, se leía en el escrito. Unos días después las autoridades encontraron más cadáveres con leyendas similares. En febrero de 2009 un enfrentamiento entre sicarios y militares en Villa Ahumada, Chihuahua (norte de México), dejó 20 delincuentes muertos y un soldado fallecido. La misión de los sicarios de El Chapo era pelear el territorio ganado por La Línea, el brazo armado del Cartel de Juárez. Actualmente, según las autoridades, la célula sólo tiene dominio en Chihuahua y Sinaloa.
2.- Los Cabrera
Su líder actualmente es José Luis Cabrera Sarabia. El, junto con sus hermanos Luis Alberto, Alejandro y Felipe llegaron a ser importantes proveedores de heroína y marihuana para el cartel de Sinaloa en Durango desde 1996. Felipe Cabrera Sarabia fue durante mucho tiempo un lugarteniente de Ismael El Mayo Zambada. Era el encargado de controlar las operaciones de marihuana y cultivo de amapola a gran escala y de transportar marihuana y heroína a los Estados Unidos. Su zona de influencia es Durango y Chihuahua.
3.- Cartel del Poniente
o La Laguna
Es una célula de la organización de Sinaloa que opera en la región de La Laguna, una zona conformada por varios municipios de Durango y Coahuila. Sus primeros actos intimidatorios fueron la colocación de mantas en la ciudad de Torreón, en el norteño Estado de Coahuila en noviembre de 2008, para acusar a los policías de corruptos.
4.- El Aquiles
Alfonso Arzate García fue acusado de narcotraficante en San Diego, California a mediados de enero de 2015, junto a otros 60 miembros del cartel de Sinaloa. El Aquiles es identificado como el jefe de la plaza de la ciudad de Tijuana, en Baja California. Su hermano René Arzate García, La Rana es identificado como “un matón”. Es uno de los más buscados por el FBI porque conspiró con otras personas para importar una gran cantidad de marihuana a Estados Unidos. También es sospechoso de coordinar y hacer cumplir las operaciones violentas en nombre del cartel, como múltiples asesinatos y secuestros. Ambos hombres son fugitivos de la justicia de Estados Unidos. El gobierno mexicano les atribuye la pelea por el control del Estado de Baja California.
5.- El Tigre
El sinaloense José Antonio Soto Gastélum es el líder de esta célula en Baja California. El capo de 48 años fue incluido en junio de 2012 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como narcotraficante designado. Las actividades de esta célula no sólo se centran en el tráfico de droga hacia EE.UU., también trafican con migrantes mexicanos, brasileños y chinos, según una investigación del semanario Zeta, especializado en temas de narcotráfico.
6.- Del 28
Felipe Eduardo Guajardo, alias El 28, está a cargo de un grupo criminal que se disputa el control por el narcomenudeo, principalmente en La Paz, la capital de Baja California Sur, en el noroeste del país. Aunque no es muy conocido, se le acusa de llamar por teléfono a los policías para amenazarlos cuando detienen a alguno los integrantes de su célula criminal.
7.- Los Salazar
En Sonora, otro Estado ubicado en la frontera de México con Estados Unidos, operan Los Salazar, encabezados por Adán Salazar Zamorano, conocido como Don Adán, y uno de los fugitivos más buscados por la Dea. En febrero de 2011 fue detenido por las autoridades mexicanos por tener una orden de presentación. “Se encontraron elementos de prueba que lo señalan como proveedor de narcóticos por parte del grupo delictivo de Joaquín Guzmán”, informó la PGR.
Aunque también fue acusado de lavado de dinero, un tribunal federal lo absolvió en noviembre del 2014 porque según el magistrado, presentó documentos para comprobar que su actividad económica era la ganadería.
8.- Los Memos
Su líder, Adelmo Niebla y/o Guillermo Nieblas, es el jefe de plaza en una parte del corredor de la frontera entre Estados Unidos y México, que forman los Estados de Arizona y Sonora. El cartel de Sinaloa depende de estos líderes regionales para coordinar, dirigir y apoyar el contrabando de drogas. Niebla se ha basado en la violencia para mantener su posición de poder en esa zona y para ello utiliza sicarios a fin de controlar áreas específicas. En 2012 fue incluido en el listado del Departamento del Tesoro como narcotraficante especialmente designado.
9.- Los Artistas asesinos
Es una pandilla que opera en Chihuahua, principalmente en Ciudad Juárez. Su función es servir como un brazo armado del cartel sinaloense. Su enfrentamiento con otras pandillas como Los Aztecas sumió a la ciudad fronteriza de Juárez en un escenario de violencia constante durante los peores años de la guerra contra el narcotráfico.
10.- Los Mexicles
Es otra peligrosa pandilla que opera en Chihuahua. En un principio se dedicaba al robo de vehículos, asalto de comercios, extorsión y a la venta de droga al menudeo, pero tras la disputa del cartel de Sinaloa con el de Juárez, los jóvenes integrantes de esta pandilla fueron contratados como sicarios por la gente de Guzmán Loera para hacerle frente al grupo rival. Fueron equipados con armamento de alto calibre y sus disputas elevaron los índices delictivos en el Estado norteño.

Agencias