Necrológicas

En EE.UU. detienen a un niño por llevar a clase un reloj que parecía una bomba

Por Agencias Jueves 17 de Septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
215
Visitas

Una maestra del estudiante, de 14 años, creyó que el artefacto era una bomba y avisó a la policía. Obama le ha invitado a llevar el invento a la Casa Blanca.

La etiqueta #IStandWithAhmed (Estoy con Ahmed) está siendo el vehículo a través del cual el joven Ahmed Mohamed recibe mensajes de apoyo después de que esta semana fuera detenido por la policía de su ciudad texana tras llevar al colegio un reloj construido por él mismo que su profesora creyó que era una bomba.

Durante la jornada de ayer, Barack Obama, a través de su cuenta de Twitter @Potus ha invitado al menor a visitar la residencia presidencial. “Un reloj muy original, Ahmed. ¿Quieres traerlo a la Casa Blanca? Deberíamos inspirar a más chicos como tú a que les guste la ciencia. Es lo que hace grande a América”.

Poco después de la Casa Blanca, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, alababa la ambición de Mohamed por construir algo nuevo. “Ahmed, si en alguna ocasión quieres venir a Facebook, estaré encantado de recibirte”, escribió el joven empresario en su cuenta en la red social.

A Mohamed se lo llevaron esposado a un centro de detención juvenil los agentes del orden después de estar retenido y ser interrogado durante varias horas en el instituto MacArthur de la localidad de Irving, Texas, donde el muchacho de 14 años acudió a clase de ingeniería con el artefacto. Tras mostrárselo a su profesora -a quien quería impresionar con sus dotes-, ésta mostró cierta inquietud y le aconsejó que no lo enseñara a nadie más.

Con el reloj guardado en su mochila y ya en clase de inglés, el aparato comenzó a sonar, por lo que la profesora de esa asignatura pidió ver lo que contenía la bolsa del menor al acabar la lección. “Me dijo que parecía una bomba”, ha relatado el joven al diario The Dallas Morning News.

La profesora procedió a confiscar el artefacto y Mohamed fue enviado al despacho del director del centro, donde cinco agentes de policía le interrogaron, según el diario de Dallas. El responsable del centro ha expulsado al alumno durante tres días, aunque no haya sido acusado de ningún delito.

“Me decían (los policías): ‘así que intentaste construir una bomba, eh’, a lo que yo les respondía que sólo quise hacer un reloj”, explica el joven, hijo de un inmigrante sudanés, que cada cierto tiempo viaja a su país, donde está involucrado en la política nacional y ha tenido aspiraciones presidenciales. En opinión del padre, Mohamed Elhassan Mohamed, su hijo sólo quiere inventar “cosas buenas para la humanidad, pero todo se ha complicado porque se apellida Mohamed y acaba de conmemorarse el 11-S”.

Mohamed abandonó el instituto esposado y fue conducido a un centro de detención juvenil, donde se le tomaron las huellas dactilares y la consabida foto de frente y de perfil para su ficha policial. “Me hicieron sentir como un criminal”, asegura el adolescente, que en el momento de la detención vestía una camiseta con el logo de la Nasa.

Agencias