Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Macri se salva de emplazamiento de Maduro: no irá a la cumbre de la Celac

Por Agencias Lunes 25 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
86
Visitas

El Presidente de Argentina, Mauricio Macri, suspendió su asistencia a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) del 27 de enero en Quito por recomendación médica debido a una lesión y al “esfuerzo físico” de su viaje a Davos, informó ayer la presidencia. La vicepresidenta Gabriela Michetti reemplazará a Macri durante el encuentro regional, al que una veintena de Presidentes ya han confirmado su asistencia. “Por consejo médico, debido a la fisura que sufrió en un accidente casero y la intensa actividad que desarrolló en la Cumbre del Foro Económico Mundial (en Davos)”, el Presidente “no viajará a la ciudad de Quito” para la cumbre Celac, señaló el comunicado oficial.

El director de la unidad médica presidencial, Marcelo Ballesteros, explicó que “debido al esfuerzo físico” que Macri hizo en Davos y por “estar convaleciente de la patología traumática torácica que sufriera” el 8 de enero y “que le impide realizar esfuerzos respiratorios, se desaconseja momentáneamente efectuar viajes a sitios que se encuentren a una altura de 2400 metros o superior sobre el nivel del mar”, como la ciudad de Quito (unos 2.800 metros). El Mandatario sufrió una “fisura de una costilla” durante un accidente casero mientras jugaba con su hija y tuvo que guardar reposo, añadió el mensaje.

Amenaza de Maduro

Justo un día antes de que se anunciara su deserción, el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, había anunciado  que irá “con todo” contra Macri, y otros gobernantes de derecha que asistirán a la cumbre, porque “han roto las reglas de juego. Deben reponerse las reglas de juego en base a un gran diálogo. Esto lo voy a proponer en la Celac. Voy a la cumbre de la Celac en Quito con todo, nadie me va a callar. Voy con todas las verdades y que se respete el espíritu de unión en la diversidad. No voy a aceptar abusos de nadie allí”, expresó Maduro.

Maduro había dicho que el gobierno de Macri y otros “de derecha que existen en América Latina están alebrestados (alborotados) y no han entendido el mensaje claro que el comandante Chávez impulsó para fundar Unasur, para fundar la Celac. No lo han entendido o lo quieren violar”, denunció.

“O nos respetamos todos o se acaban las reglas de juego en esta batalla por la nueva América y la nueva historia. Así se lo digo al Presidente de Argentina que viene agrediendo a Venezuela: O nos respetamos todos o se acabó esta historia. Respeto a Venezuela, respeto a la patria de Bolívar”, exigió. Maduro insistió en que nadie se debe meter en los asuntos internos de su país, algo de lo que acusa a Macri, y que así se lo dice a él y a toda “la derecha de América y del mundo”. Llamó además “al apoyo de los pueblos de la América del Sur a la Revolución Bolivariana”, la cual, prosiguió, “si quiere estar en la vanguardia de los procesos de construcción de una nueva humanidad no debe eludir ningún tema y debe ir al encuentro de los problemas”.

“¿Hasta cuándo vamos nosotros a seguir soportando que el imperio y las oligarquías rompan las reglas de juego?”, se preguntó. Tildó de “muy importante para el movimiento revolucionario saber dónde está parado” para así poder construir “políticas para este mundo donde el imperio ha perfeccionado los métodos de la guerra no convencional”.

Sostuvo en ese sentido que “ha llegado la hora de estudiar otra vez el tema de la estrategia, de la combinación de las formas de lucha y de las vías para acceder al poder político”, porque “o hay reglas de juego y las respetamos todos o la revolución tiene que definir claramente los caminos”. “Es un tema clave que debe ser resuelto”, subrayó tras repetir que ningún país “tiene que aguantar toda la arremetida de la derecha”, incluso fuera del continente.

En ese sentido volvió a acusar al presidente del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, de actuar contra Venezuela de la misma manera en que lo hace Macri. “Ese señor debería irse para su casa en vez de estar hablando de Venezuela; queda grande la palabra Venezuela en la boca de ese señor Rajoy, terco instrumento de las oligarquías financieras de Europa, de la corrupción en España”, que cosechó “el 75% de rechazo del pueblo español en las elecciones del 20 de diciembre”, sostuvo. Tanto Macri como Rajoy, remató Maduro, “quieren desbancar a la Revolución Bolivariana como símbolo de la rebelión de los pueblos contra el Fondo Monetario Internacional”, concluyó Maduro.