Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Policía alemana ha arrestado a casi dos mil traficantes de personas este año

Por Agencias Domingo 30 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
25
Visitas

La justicia húngara acusó a los cuatro detenidos por la muerte de las 71 personas que viajaban en un camión abandonado en Austria de los delitos de tráfico de personas con fines lucrativos, con el agravante de tortura.

El fiscal pidió para los sospechosos, tres búlgaros y un afgano, que estén en prisión al menos un mes antes de que el tribunal falle. La policía austriaca halló precisamente ayer otro camión con 26 inmigrantes, entre ellos, tres menores en estado grave.

La creciente llegada de solicitantes de asilo e inmigrantes a Europa ha impulsado el negocio del tráfico y las detenciones. Alemania ha arrestado en lo que va de año a 1.785 traficantes, de los cuales 860 fueron capturados en el sur, en Baviera.

Passau, la idílica ciudad bávara fronteriza con Austria, vive la creciente llegada de foráneos desesperados que tratan de alcanzar el corazón de Europa a través de la denominada ruta de los Balcanes, que une Grecia con Alemania a través de Macedonia, Serbia, Hungría y Austria.

El comisario y portavoz de la policía de Passau, Alexander Schraml, tiene una certeza que cobró dramática actualidad cuando sus colegas austriacos descubrieron un camión abandonado en el arcén de la autopista A4 que ocultaba una carga macabra, 71 cuerpos, incluidos los de ocho mujeres y cuatro niños, en descomposición. El hallazgo dejó patente que también la ruta terrestre puede ser una trampa mortal para la legión de refugiados que intenta llegar a Europa Occidental y preferentemente a Alemania.

“Era una tragedia anunciada y el hallazgo confirma que los traficantes de seres humanos son gente sin escrúpulos y que su única meta es ganar dinero con la miseria humana”, explica el comisario en una conversación telefónica. “La llegada masiva de refugiados a Europa ha multiplicado la bandas de traficantes”, añade Schraml, que no oculta un sentimiento parecido a la resignación

La tragedia de Austria, además de demostrar a los refugiados que el intento de llegar a Europa les puede costar la vida, confrontó a las autoridades germanas a la necesidad urgente de reforzar la busca y captura de los traficantes de “mercancía” humana.

Agencias