Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Presidente catalán aboga por el diálogo y pide suspender declaración de independencia

Por Agencias Miércoles 11 de Octubre del 2017

Compartir esta noticia
37
Visitas

El Presidente catalán, Carles Puigdemont, finalmente abogó por el diálogo y pidió suspender la declaración de independencia proclamada en el referéndum ilegal realizado el pasado 1 de octubre.

La autoridad afirmó que “no tenemos nada contra España y los españoles, al contrario, nos queremos re-entender mejor. La relación no funciona y la situación se ha hecho imposible y este pueblo no quiere un statu quo que no votó y no quiere”.

En esa línea, remarcó que “como resultado del referéndum, Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente y a que se nos escuche”.

Puigdemont, presidente de la Generalitat, afirmó que “llegados a este punto, asumo el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de República” y explicó que “la ley del referéndum dice que una vez ganado el sí el Parlament se reunirá para declarar la independencia”.

Puigdemont aseguró que Cataluña “es un asunto europeo” en el comienzo de su discurso ante el Parlamento autonómico en el que está evaluando los resultados del referéndum ilegal independentista del pasado 1 de octubre.

Con una hora de retraso respecto al horario previsto, por reuniones de última hora con sus aliados secesionistas, Puigdemont está hablando para exponer su punto de vista sobre Cataluña tras esa consulta en la que -dijo- más de 2,2 millones de personas votaron “contra el miedo” generado por la actuación policial.

El gobierno español consideró que es inadmisible “hacer una declaración implícita de independencia para luego dejarla en suspenso de manera explícita”, en alusión al discurso de Carles Puigdemont en el Parlamento regional.

Fuentes del gobierno aseguraron que no se puede aceptar dar validez a la ley catalana del referéndum, que está suspendida por el Tribunal Constitucional de España, y tampoco se puede dar como válido el supuesto recuento de un referéndum “fraudulento e ilegal” que se celebró el pasado 1 de octubre.