Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Senado se niega a suspender el proceso contra Rousseff

Por Agencias Martes 10 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
52
Visitas

El presidente del Senado brasileño, Renan Calheiros, anunció ayer que continuará con el proceso que decide el juicio político contra la Presidenta Dilma Rousseff, e ignoró la decisión tomada más temprano por su par en la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, de anular la votación en contra de la Mandataria ocurrida el pasado 17 de abril.

Calheiros catalogó la resolución de Maranhao como “absolutamente intempestiva”, “extemporánea” y que fue adoptada “cuando el Senado ya discute el asunto desde hace varias semanas”.

Detalló que “ya hubo lectura de informes sobre el caso, se eligió una comisión especial” que analizó la base jurídica de los cargos y “hubo 10 sesiones que consumieron casi 70 horas de trabajo” en las que se escuchó a la defensa y a la parte acusadora.

“Esta decisión ahora, es totalmente intempestiva” y “no puede ser aceptada”, ya que “no se puede aceptar que se juegue de ese modo con la democracia” o que se “avale un atraso del proceso” contra Rousseff, declaró Calheiros.

También señaló que “no cabe al presidente del Senado decidir si el proceso es justo o injusto”, ya que eso lo hará “el propio pleno, el conjunto de los senadores, tal como lo ha decidido el Supremo Tribunal Federal”.

Según Calheiros, “ninguna decisión monocrática”, como la adoptada por Maranhao, puede imponerse al “colegiado” de la Cámara Baja, que por 357 votos de los 513 posibles decidió el pasado 17 de abril que el juicio contra Rousseff tiene base jurídica y, de esa manera, debe continuar en el Senado.

Maranhao acató ayer lunes una demanda de la Abogacía General del Estado, que pidió la nulidad de esa votación en la Cámara Baja sobre la base de supuestos “vicios” procesales.

Según el presidente interino de la Cámara, uno de los “vicios” detectados en esa sesión consistió en que los partidos políticos representados orientaron el voto de sus diputados, lo que no podría haber ocurrido en una decisión de esa naturaleza. 

Aunque Calheiros no lo ha aclarado, deberá confirmar también la sesión de este miércoles, en la que el pleno del Senado decidirá por mayoría simple entre sus 81 miembros si se abre el juicio contra la Mandataria. Si esa sesión, que se calcula que durará unas 48 horas y por tanto concluirá el jueves, determina la instauración del juicio, Rousseff será separada del cargo durante los 180 días que durará el proceso y sustituida por el Vicepresidente Michel Temer.

En caso de que se llegue a la destitución, Temer completará el mandato que concluye el 1 de enero de 2019, pero si Rousseff fuera absuelta recuperaría el cargo una vez que el proceso concluya.