Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Trump dice que “millones de personas votaron ilegalmente” en su contra

Por Agencias Martes 29 de Noviembre del 2016

Compartir esta noticia
128
Visitas

El republicano esgrime que habría ganado el voto popular en las elecciones.

El Donald Trump más conspirativo y agresivo, una constante en la campaña, reapareció en Twitter. En un maratón de mensajes, el Presidente electo de Estados Unidos criticó el recuento de votos impulsado por el Partido Verde, apoyado por el Partido Demócrata de Hillary Clinton, en Wisconsin, donde el republicano se impuso por un estrecho margen.

El magnate inmobiliario dio por hecho, sin ofrecer pruebas, que hubo irregularidades en la votación del 8 de noviembre, pero que le perjudicaron a él. “Además de ganar el colegio electoral por goleada, gané el voto popular si se restan las millones de personas que votaron ilegalmente”, escribió.

Fue un retorno al candidato Trump, que en la recta final de la campaña atizó el miedo a un posible fraude electoral e insistió en que el sistema estaba “amañado” en su contra. Es irónico que el republicano rememorara este domingo, para arremeter contra el recuento del voto, que en la campaña declinó comprometerse a aceptar el resultado si le era desfavorable.

Trump ganó las elecciones gracias a su ventaja en número de votos electorales -los que concede cada Estado según su peso demográfico- pese a perder por dos millones en el cómputo de votos emitidos frente a Clinton. El creciente debate sobre hipotéticas irregularidades en Estados clave que, en el improbable caso de confirmarse, podrían haber beneficiado a Trump parece haber colmado la paciencia del republicano.

“Fraude serio de voto en Virginia, New Hampshire y California. ¿Por qué los medios no escriben sobre esto? Hay un sesgo serio. ¡Gran problema!”, escribió en Twitter, en un nuevo ataque a los medios de comunicación. El republicano no ofreció ninguna prueba que valide las supuestas irregularidades en tres Estados en que perdió frente a Clinton.

El multimillonario neoyorquino acusó a los ecologistas de usar con fines propios el dinero recaudado para el recuento, subrayó que Clinton aceptó su derrota cuando lo llamó la noche electoral y recordó cómo, en el último debate televisivo, la demócrata dijo que aceptaría el resultado.

Ahora es Trump el que está a la defensiva ante el runrún sobre unas hipotéticas irregularidades en el recuento, alimentado por un grupo de expertos que advierte que, pese a que la posibilidad es remota, no es descartable que los resultados hayan sido “manipulados o hackeados”.

A la mañana siguiente de las elecciones, Clinton aceptó públicamente su derrota y pidió un voto de confianza para Trump.