Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Un republicano anti Trump se presenta como alternativa independiente a la Casa Blanca

Por Agencias Martes 9 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
100
Visitas

Evan McMullin afirma que Estados Unidos “se merece algo mejor” que Trump o Clinton.

Un republicano prácticamente desconocido y que nunca se había presentado antes a unas elecciones, Evan McMullin, anunció ayer lunes su intención de competir por la presidencia estadounidense como alternativa al candidato oficial conservador, Donald Trump. El exagente de la Cia, que se ha declarado abiertamente anti-Trump, se convierte así en la última esperanza de los conservadores que se resisten a que el magnate y showman neoyorquino intente ocupar la Casa Blanca en su nombre.

“Al igual que millones de estadounidenses, yo esperaba que este año nos trajera nominados mejores que, pese a las diferencias partidistas, pudieran ofrecer una visión convincente de un futuro mejor. En vez de ello, nos hemos quedado con dos candidatos que en esencia no están preparados para asumir las profundas responsabilidades que buscan”, afirma McMullin en una “Carta a América” con la que oficializó su candidatura a la presidencia como estandarte de la “causa de la renovación americana”.

En su presentación, carga contra la candidata demócrata, Hillary Clinton, a quien califica como una “política de carrera corrupta” que ha “suspendido las pruebas básicas de ética y buen juicio que debe pasar cualquier candidato presidencial”. Pero sus mayores ataques los reserva para Trump, un candidato que “apela a los peores miedos de los estadounidenses en tiempos en que se necesita unidad” y que es “visto por muchos, con razón, como una amenaza real” para el país.

McMullin, un ex agente de la Cia de 40 años que hasta hace poco trabajaba como director de políticas de los republicanos en la Cámara de Representantes, se presentará como independiente. Pero al contrario que otros candidatos alternativos a Trump y a la demócrata Clinton -el nominado del Partido Libertario, Gary Johnson, y la del Partido Verde, Jill Stein-, McMullin buscará explícitamente el apoyo de la base republicana más desafectada al nominado oficial.

Según el presentador de la cadena MSNBC Joe Scarborough, un excongresista republicano, McMullin contaría ya con “el apoyo de donantes republicanos clave”.

McMullin todavía podría lograr que se incluya su nombre en las papeletas en 24 Estados y en Washington capital, aunque en siete de ellos tendrá que recaudar las miles de firmas requeridas antes del miércoles. No podrá registrarse ya en Estados fundamentales como Florida, que cerró el plazo en julio, o Pensilvania, que lo hizo el 1 de agosto, pero sí podrá hacerlo en Ohio, que cierra el registro el miércoles, siempre y cuando reúna las 5.000 firmas que se requiere en este Estado para ello. En California, que cierra el plazo el viernes, son más de 170.000.

El que un candidato nuevo se atreva a dar el paso con los tiempos tan ajustados -quedan menos de tres meses para la cita en las urnas- son un síntoma, sobre todo, del profundo rechazo que Trump sigue generando entre el establishment del Partido Republicano y sus grandes donantes.

La candidatura de McMullin se conoce en el mismo día en que Trump pronunció un discurso sobre sus planes económicos considerado clave para recuperar la confianza de un Partido Republicano horrorizado por los errores cometidos en los últimos días por su candidato.

Agencias