Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera
“Cuando uno ve el río Lauca le hierve la sangre”, dijo el altiplánico

Canciller responde a Choquehuanca: “Está yendo demasiado lejos”

Por Agencias Lunes 1 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
287
Visitas

El jefe de la diplomacia local indicó que “a su visita confrontacional a Chile, ahora el canciller boliviano agrega declaraciones que escalan aún más las tensiones entre los dos países”.

Un rechazo transversal provocó en Chile las últimas declaraciónes del canciller boliviano, David Choquehuanca, al diario altiplánico Página 7. En ellas, el ministro se refirió a su visita a los puertos de Arica y Antofagasta, además de la supuesta “desviación” del río Lauca por parte de Santiago.

“Cuando uno ve el Lauca le hierve la sangre. Tienen que ir al Lauca. Entonces, cuando estén ahí parados, van a decir: Estoy dispuesto a derramar sangre, a pelear para recuperar lo que es nuestro, para reclamar nuestro derecho”, planteó el titular de RR.EE. de Bolivia.

Los dichos gatillaron la molestia de diversos parlamentarios nacionales, como los diputados de la comisión de Relaciones Exteriores Jorge Tarud e Issa Kort, pero además de la Cancillería chilena.

Al respecto, el ministro Heraldo Muñoz indicó que “un canciller mínimamente responsable no puede decir lo que ha afirmado Choquehuanca. Está yendo demasiado lejos”.

“A su visita confrontacional a Chile, ahora el canciller boliviano agrega declaraciones que escalan aún más las tensiones entre los dos países. Choquehuanca y otros miembros del gobierno boliviano hacen apología de la violencia y hablan de ‘derramar sangre’ cuando, paralelamente, llaman al diálogo”, agregó Muñoz.

En la publicación de Página 7, el ministro altiplánico aludió a un eventual diálogo entre La Moneda y Palacio Quemado, explicando que “nuestro gran deseo es resolver los problemas de manera bilateral, pero en algunos temas no se puede debido a la negativa de Chile”.

Ante esto, el jefe de la diplomacia chilena fue enfático en decir: “Nadie les cree. Lo del gobierno boliviano es un monólogo inconducente. Chile seguirá velando por sus intereses con decidida firmeza y serenidad, por la vía de la resolución pacífica de las controversias”.

Agencias