Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

El Ejército “tiene una deuda con nosotros”

Por Agencias Lunes 27 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
657
Visitas

Carmen Gloria Quintana, la única sobreviviente del caso Quemados, se refirió a la responsabilidad de los militares en lo sucedido y aseguró que “yo sé que el Ejército tiene mucha información que no ha entregado. Tienen una deuda con nosotros”.

Anoche, en entrevista con el programa Tolerancia Cero, la mujer expresó que “para que realmente podamos reconciliarnos como país, debemos tener toda la verdad y la justicia”.

Quintana hizo hincapié en las responsabilidades de los altos mandos de la época e hizo un llamado a aclarar los hechos. “Había una orden del Ejército para que no tomaran a nadie detenido, es decir que mataran a todos”, recordó.

En todos estos años “nadie nunca me ha pedido disculpas. Incluso me acusaron de ser terrorista. Dijeron que yo era responsable de la muerte de Rodrigo (Rojas de Negri) y de mis propias quemaduras”, aseguró.

Al ser consultada sobre su rol en la resolución del caso frente a los nuevos antecedentes, la víctima afirmó que “mi caso está muy ligado al futuro, a la educación en materia de derechos humanos”.

Sobre los testimonios de conscriptos afirmó que “si ellos hablan deberían tener penas proporcionales a su rol y a su cargo en esa época”.

“Deberían haber espacios para que esta gente hablara sin sentir temor”, agregó.

Quintana fue enfática al señalar: “Yo quiero justicia, nada más y nada menos que justicia. Condena a las personas que fueron los autores materiales y a los intelectuales”, enfatizó.

Quintana anunció que este martes “voy a presentar una querella con mi abogado para todos los que actuaron como encubridores hasta llegar a los altos rangos del Ejército”.

Caso Quemados

Rodrigo Rojas de Negri murió a sus 19 años en medio de una protesta en contra del régimen militar en Santiago, tras ser detenido por una patrulla de militares mientras tomaba fotografías junto a la estudiante Carmen Quintana (18) en julio de 1986.

Primero fueron golpeados, rociados con gasolina y posteriormente se les prendió fuego. El profesional murió tras agonizar durante cuatro días por la gravedad de sus heridas, mientras que Quintana sobrevivió pese a tener el 62% de su cuerpo quemado, tras recibir tratamiento médico en Chile y Canadá, país donde reside actualmente.

Emol