Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Fiscalía y Justicia Militar investigan a Fuente-Alba y piden a cuatro bancos abrir sus cuentas

Por La Prensa Austral Jueves 5 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
322
Visitas

$1.100 millones alcanza el patrimonio de Fuente-Alba sólo en propiedades

Cuatro de los principales bancos de la plaza, además de otras instituciones financieras, recibieron en las últimas semanas, oficios emanados del fiscal de la Fiscalía Centro Norte, José Morales Opazo y el ministro en visita extraordinario de la Corte de Apelaciones de Santiago, Omar Astudillo Contreras, para abrir las cuentas corrientes y otros instrumentos de inversión como depósitos a plazos y fondos mutuos, del excomandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba Poblete.

El militar, como reveló The Clinic Online el pasado jueves 28 de abril, es investigado por su abultado patrimonio que no se condice con su salario de funcionario público.

Según información recabada por The Clinic Online dentro de los bancos en los cuales Fuente-Alba Poblete mantiene cuentas vigentes figuran el De Chile, del grupo Luksic, de Crédito e Inversiones, Scotiabank y Santander. Además en los próximos días se requerirán antecedentes a Corredoras de Bolsas.

Las instituciones deberán dar cuenta, una vez que accedan a entregar los datos de Fuente-Alba Poblete, si existieron operaciones sospechosas por parte del personero y, de ser así, por qué, pese a ser una figura políticamente expuesta, no se dieron las señales de alerta respectivas a la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

El asunto es complejo, toda vez que existe un antecedente de sanción por parte de la repartición pública en el caso La Polar cuando multó en 2012 a la Corredora de Bolsas LarrainVial por no haber informado respecto de movimientos de uno de sus clientes, Pablo Alcalde, que podrían haber detonado la alarma, por los montos involucrados, de lavado de activos.

Por lo mismo, según los antecedentes recopilados por este diario, la información bancaria será fundamental no sólo para conocer el alcance del patrimonio del general -que según la indagatoria de este medio sólo en propiedades asciende a más de $1.100 millones-, sino además corroborar si fallaron los mecanismos de control de los Bancos.

A ello se suma un hecho clave: según los informes entregados por la UAF, Fuente-Alba Poblete no cuenta con fuentes alternativas de ingresos, por lo que todos sus bienes e inversiones deben cuadrar con su sueldo militar. Aquí es donde falla la versión que entregó el personero respecto de su que fortuna corresponde a su carrera castrense.

Patrimonio sospechoso

Según pudo constatar la investigación de The Clinic Online tras la revisión de documentos oficiales del Conservador de Bienes Raíces y el Registro Civil, con un salario que sólo al final de su carrera alcanzó su punto más alto ($4 millones en promedio), Fuente-Alba acumuló cinco propiedades inscritas a su nombre; dos compradas por su esposa, Anita María Pinochet Ribbeck -quien durante la carrera del general desarrolló actividades laborales esporádicas- y dos vehículos de lujo del año. Eso sin contar otras propiedades que compró y vendió, algunas en extrañas operaciones que involucraron a sus hijos. A esto debe sumarse el dinero invertido en acciones y ahorros.

Abogados tributaristas y fuentes que han estado al tanto de la investigación, detallan que los ingresos de Fuente-Alba no calzan con su nivel de gastos. De acuerdo a un documento oficial del Ejército obtenido por este medio, entre los años que Fuente-Alba ocupó el cargo recibió en total $187.367.861, además de otros $14 millones por su labor docente.

En el periodo en que fue la máxima autoridad del Ejército, invirtió en autos de hasta $85 millones, más del 45% del dinero del que dispondría si hubiera ahorrado el 100% de sus remuneraciones. En 2011 compró un Audi S6 ($66 millones), que usó por 12 meses. En septiembre de 2012, compró un A8 automático ($89 millones) que ocupó por siete meses, ya que en marzo de 2013 retornó a un S6 ($66 millones) que usó por cinco meses. En agosto de 2013 adquirió un Volswagen Passat ($25 millones) que estuvo en su poder dos meses. En junio de 2014, se hizo de un Mercedes Benz S500 ($85 millones) que vendió en septiembre de ese mismo año, para obtener un Mercedes Benz E500 ($70 millones) que transfirió en mayo de 2015. En junio del año 2015, compró un Grand Cherokee 3.0 ($40 millones) y en noviembre una Station Wagon Mercedes Benz ($36 millones).