Necrológicas

Golpes y protestas marcaron paso del Bus de la Libertad por las calles de Valparaíso

Por La Prensa Austral Jueves 13 de Julio del 2017

Compartir esta noticia
97
Visitas

Ocho manifestantes fueron detenidos en los altercados registrados frente al Congreso Nacional, tras el arribo del Bus de la Libertad a Valparaíso. Según información entregada por Carabineros, estas personas, entre las que se encontraba el pastor Soto- fueron arrestadas por desórdenes públicos.

Según informó Bío Bío Chile, desde la policía uniformada aseguraron que no se habían originado incidentes hasta la llegada de Soto, quien arribó al lugar con un altoparlante y encarando a activistas a favor de la diversidad sexual.

Tras las detenciones, la situación volvió a la calma, separando a los manifestantes con una valla.

En el transcurso de la jornada, Marcela Aranda, directora del Observatorio Legislativo Cristiano, se refirió a la polarización de la ciudadanía en torno al bus.

“Es buena la expresión democrática, hoy día tenemos libertad de expresión en Chile. Es bueno que se dé este debate. No he visto violencia, lo que he visto son consignas de un lado y de otro”, sostuvo la representante, pese a los numerosos incidentes registrados en el lugar, en la que hubo golpes de puño entre manifestantes, e insultos hacia parlamentarios, como el diputado José Antonio Kast, que también recibió escupitajos de parte de algunos manifestantes.

En tanto, el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, aseguró que “este bus del odio viene a recordarnos épocas oscuras de la sociedad chilena. Aquí no hay la promoción de nada, estamos buscando la igualdad de derechos”, agregó Jiménez.

Durante las manifestaciones, las diputadas comunistas, Camila Vallejo y Karol Cariola, subieron hasta el techo del Congreso Nacional, donde desplegaron banderas por la diversidad sexual.

La acción fue valorada por el Mums y el Movilh, quienes a través de Twitter agradecieron el “compromiso con la comunidad LGBTI” de las parlamentarias.

Esta situación, se suma al izamiento de banderas en todos los edificios municipales porteños, tal como había sido anunciado por el alcalde Jorge Sharp, en rechazo al Bus de la Libertad.

Desde Carabineros informaron además que ambos buses no necesitan de autorizaciones para circular por la ciudad.

De todos modos, los actos públicos están prohibidos, por lo que los vehículos no pueden detenerse para realizar protestas o manifestaciones.