Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

“Los Boric, los Jackson son operadores, nunca les he escuchado una idea lúcida”

Por Agencias Viernes 7 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
1.423
Visitas

El historiador Alfredo Jocelyn-Holt promociona la publicación de su nuevo libro “La escuela tomada. Historia/Memoria 2009-2011”, donde cuenta los hechos que rodearon la movilización en rechazo al decano Roberto Nahum, en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile.

El historiador sustenta la tesis de un “complot” a partir de la toma de la escuela que, pasando por el movimiento estudiantil de 2011, explican en alguna medida la crisis política actual.

“El 2011 teníamos el siguiente escenario: la derrota de la Concertación llevó a Sebastián Piñera a La Moneda y se hizo evidente que había que hacerle una oposición por fuera del sistema. Entonces, los movimientos sociales aparecieron como la solución que no proporcionaban los partidos de la Concertación. La otra razón es todavía más ambiciosa y dice relación con un juego audaz de parte de la izquierda -lo que antes llamábamos la izquierda extraconcertacionista- para sobrevivir porque, de lo contrario, quedaría aún más anulada. En ese escenario, la toma del 2009 no aparece como una experiencia insignificante”, explicó en entrevista a revista Caras.

Jocelyn-Holt identifica claramente a los protagonistas de esta “conspiración” que intenta probar cómo quienes tuvieron un rol central en ese episodio, están en el poder hoy. “Observo que ciertos liderazgos saltan de 2009 a un escenario ‘más nacional’ en 2011, entre ellos, Gabriel Boric y Fernando Atria. También otros que cultivan un bajo perfil, pero que resultan clave: Francisco Martínez , quien llevó las negociaciones entre los alumnos y rectoría para sacar a Nahum ¡y que hoy es el jefe de Educación Superior del Ministerio de Educación!”, afirma.

Precisamente sobre Gabriel Boric, ex ayudante de su esposa, Giorgio Jackson y otros líderes del movimiento estudiantil, es que el historiador se expresa con particular vehemencia.

“De la Camila Vallejo no sé por qué la miro y me parece como la Greta Garbo, un enigma, pero los Boric, los Jackson (Giorgio), ¡son operadores! Nunca les he oído ninguna idea lúcida. El diagnóstico que se manejaba en las movilizaciones del 2011 no tiene nada de diferente que lo que escribimos a fines de los ‘90 un grupo de intelectuales y que hacía una crítica feroz a la transición. Yo sé perfectamente quiénes le enseñan a Boric las pocas ideas que maneja frente al micrófono. Se llaman Giorgio Boccardo y Carlos Ruiz Encina. Es la Surda. Ellos son mucho más preparados que Boric que es incapaz de aprobar su examen de grado. Le dijeron léase a Antonio Negri, y allá fue y lo leyó; conozca a Gramsci y seguro le hicieron clases particulares sobre Gramsci”, ironizó.

Para Jocelyn-Holt, entre otras razones, existe “una suerte de endiosamiento de la juventud muy propia de los años ‘20. Se supone que son puros y que nos van a liberar de nuestros propios pecados. Bueno, ese cuento no me lo creo porque a mí la juventud me parece tan corrupta como pueden serlo los adultos. A ellos hay que tratarlos como adultos, no como una ‘reserva de juventud’, porque en esas ideas también está la base de un fascismo colectivo”, afirmó.

Agencias