Necrológicas

Padre e hijo acusados de asesinar a autor de “portonazo” quedan en prisión preventiva

Por Agencias Miércoles 3 de Agosto del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
360
Visitas

“La participación de los imputados está configurada por testigos reservados que dicen que el padre le dio golpes de palos y que el hijo dio golpes de pies y puños y eso se condice a las lesiones”.
Las palabras son de la jueza del Juzgado de Garantía de San Bernardo, Magdalena Casanova, minutos antes de decretar la prisión preventiva para Gustavo Aravena Gallardo (32) y su padre Raúl Aravena Lisboa (58), quienes fueron acusados de dar muerte a un sujeto que intentó robarles un auto en esa comuna.
Ambos imputados fueron formalizados por el delito de homicidio simple por parte de la fiscal Roxana Fernández de la zona metropolitana Occidente, quien reveló la existencia de dos testigos reservados, que aseguraron haberlos visto golpeando a Juan Andrés Jorquera Toro (27).
Durante la audiencia de formalización, la persecutora descartó que haya habido defensa propia en el caso, debido a que lo persiguieron por más de 1,6 kilómetros de distancia hasta darle alcance, tras el robo de la máquina ocurrida a las 6,30 horas del lunes. Tras lo anterior, la fiscal solicitó prisión preventiva para padre e hijo, alegando que eran un peligro para la seguridad de la sociedad pese a no tener antecedentes penales pretéritos.
En tanto, el defensor privado Vicente Calderón, dijo que sus representados no golpearon a Jorquera, sino que sólo lo habían retenido hasta la llegada de Carabineros.
También se opuso a la prisión preventiva solicitada por la persecutora, asegurando que sus defendidos eran las víctimas.
Los familiares del fallecido aplaudieron la resolución de la jueza y aseguraron entre lágrimas que Jorquera Toro “era drogadicto”, a modo de justificación. También revelaron que el occiso tenía un hijo y criticaron que “lo mataron como a un perro”.
En tanto, los cercanos a los imputados denunciaron amenazas de muerte en su contra tras el hecho ocurrido en la mañana del lunes y descartaron una golpiza.
Agencias