Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

Presidenta Bachelet enfrentó calificativo de “asesina” y ataques en Te Deum evangélico

Por Agencias Lunes 11 de Septiembre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
527
Visitas

La Presidenta Michelle Bachelet fue objeto de ataques y gritos que la calificaron de “asesina” y “vergüenza nacional” por parte de asistentes al Te Deum evangélico, en rechazo de la postura de su gobierno en temas calificados “valóricos”, como el aborto o el matrimonio igualitario.
El servicio de Acción de Gracias de la Unión de Iglesias Evangélicas de Chile, que comenzó a las 11 horas de ayer en la Catedral Evangélica, ubicada en Estación Central, forma parte de las celebraciones oficiales de Fiestas Patrias.
A la cita asistieron ministros de gobierno, parlamentarios, el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y aspirantes a La Moneda.
En plena ceremonia, un grupo de presentes emitió gritos en contra de la Mandataria por la aprobada despenalización del aborto en tres causales, medida impulsada por su administración. Esto, sumado al tono crítico de las oraciones y discursos sobre las políticas impulsadas por La Moneda, provocaron la molestia del Ejecutivo.
“Nosotros fuimos invitados a un acto de oración por Chile, a un acto de oración por la patria, y no a un acto de campaña”, afirmó la ministra vocera Paula Narváez, criticando la alocución de Eduardo Durán, hijo del reconocido obispo del mismo nombre y candidato a diputado por Renovación Nacional (Chile Vamos), quien rechazó que se calificaran como “un prejuicio añejo” las posturas contra el matrimonio igualitario.
“Creemos que es importante que en este tipo de actos prime el respeto a las diferencias, prime el respeto a las diversas opiniones que existen en nuestro país y que forman parte de nuestra democracia”, añadió la portavoz.
“Hubo opiniones que son claramente intolerantes y que no se condicen con el debido respeto a la diversidad de opiniones que debe existir en un país democrático, como es Chile. Nosotros creemos que efectivamente este ha sido un acto que se ha excedido en algunos puntos”, concluyó.
Lo anterior fue subrayado por Narváez a través de su cuenta personal de Twitter, donde escribió que “cuando se le falta el respeto a la Presidenta, se le falta el respeto a Chile”, dijo. “Nuestro deber es gobernar para todas y todos los chilenos, con respeto a las distintas posiciones y sin imponer creencias personales”, escribió.
El discurso que fue criticado por La Moneda
“Se ha dicho para justificar uno de estos proyectos que prejuicios añejos no pueden ser más fuertes que el amor; nada más alejado de la realidad por nuestras iglesias, por sobre todo promueven el amor, porque Dios es amor”, sostuvo en la ceremonia el candidato Eduardo Durán, lo que originó las anteriores críticas.
“Créannos: nuestra fe y la palabra que alentamos no son ni serán un prejuicio añejo, pues esta palabra es viva y eficaz y más penetrante que espada de dos filos”, remarcó.
A la salida de la ceremonia, el obispo Emiliano Soto, presidente de la Mesa Ampliada de Iglesias Evangélicas, sostuvo que la Mandataria le manifestó su molestia por lo sucedido.
Piñera: “Hay valores fundamentales”
Finalizado el Te Deum evangélico, el candidato presidencial de Chile Vamos, el ex Mandatario Sebastián Piñera -quien resultó ser el único aplaudido en las presentaciones de los aspirantes-, defendió los puntos de vista expresados en las críticas de los representantes religiosos.
“Yo creo que los valores de la vida, de la familia, de la solidaridad, son valores que compartimos la inmensa mayoría de los chilenos y siempre es bueno defender esos valores, que han sido valores que nos han acompañado durante toda nuestra vida independiente”, indicó Piñera.
“El mes de septiembre siempre ha sido un mes de unidad entre los chilenos, celebramos el mes de la patria, de las glorias de nuestras Fuerzas Armadas”, pero “lamentablemente en los últimos tiempos septiembre se ha transformado en un mes de divisiones”, sostuvo.
“Hay valores fundamentales en la sociedad chilena, como el valor de la vida, de la familia, del matrimonio, de la solidaridad, que tenemos que impulsar y promover” y “siempre hay percepciones distintas”, remarcó.
“Cuando la Iglesia Evangélica defiende el valor de la vida, de la familia, de la solidaridad, está defendiendo lo que es su creencia, su pensamiento, su compromiso, hay otros que piensan distinto y hay que aceptar que Chile es una sociedad diversa, tenemos que ser tolerantes”, concluyó la carta opositora.
Similar posición tuvo el candidato presidencial independiente José Antonio Kast (ex Udi), quien ocupó su cuenta de Twitter para manifestar que los “evangélicos tienen derecho a defender la vida, matrimonio y la familia. No pidan su voto, si no están dispuestos a respetar sus principios”.
Goic: “Intolerancia y fanatismos no contribuyen”
Por su parte, la nominada presidencial y timonel de la Democracia Cristiana, senadora Carolina Goic, condenó los gritos: “Intolerancia y fanatismos no contribuyen a construir un Chile para tod@s. Imponer verdades de unos sobre otros polariza y divide”, escribió en su cuenta de Twitter.
Mientras que el candidato presidencial Alejandro Guillier expresó que la Mandataria “ha defendido como pocos la igualdad de culto”.
“Cuando se habla por Chile, respeto por el otro debe guiar nuestras palabras”, agregó el senador en su cuenta de Twitter.
Además, la diputada independiente Karla Rubilar (ex Renovación Nacional, ex Amplitud) también rechazó el hecho argumentando que “en el día de Acción de gracias a un Dios de amor, algunos se dan el gusto de gritarle “asesina”” a la Mandataria. “Q(ué) amor predican?, reflexionó.
En tanto, la senadora de Amplitud, Lily Pérez, fue crítica con lo sucedido en el Te Deum evangélico, asegurando que esta instancia “debe unir, no dividir a Chile”.
Cooperativa