Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Protestas en Chiloé agudizan crisis del salmón: 25 mil operarios no pueden ir a sus trabajos

Por Agencias Miércoles 18 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
174
Visitas

“Tenemos todas las plantas paradas en Chiloé, tanto de la industria del salmón como las miticultoras”, dijo Jhon Hurtado, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Salmón (Conatrasal).
Luego de 15 días de paro, barricadas y negociaciones, la isla grande parece ser, todavía, una olla a presión. Algunos dirigentes pescadores movilizados se desplazaron a Puerto Montt, para dialogar con el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes .
En la isla, sin embargo, los días se alargan y los problemas se multiplican. Hurtado, por ejemplo, descartó que exista alguna animosidad especial de la gente hacia ellos, pese a que muchos culpan a las salmoneras de la crisis por la marea roja. Destacó que “nuestros trabajadores están muy complicados, porque ellos establecen sus sueldos con negociaciones por bonos, que ahora se verán afectados. Pero estamos con los pescadores. En las luchas hay costos y ahora nos toca a nosotros, pero somos chilotes”.
Dijo que “actualmente, son cerca de 25 mil las personas de su gremio que no pueden acceder a sus trabajos, ya sea porque algunas plantas dicen que no están autorizadas para trabajar, por la marea roja, o porque las rutas están cortadas”.
En la Región de Los Lagos hay 21 empresas dedicadas a este rubro, 15 de las cuales están en  la isla grande de Chiloé. Y en ellas, en los últimos meses antes de la crisis, laboraban -según Hurtado- cerca de 73 mil personas. “Esperamos que no haya despidos masivos y, por lo mismo, hacemos un llamado a los empresarios a actuar en favor de la isla, porque ésta también es su fuente de trabajo”, sostuvo.
El seremi del Trabajo y Previsión Social de Los Lagos, Claudio Villanueva, hizo un llamado al diálogo entre las partes, para no desvincular a los trabajadores de las plantas afectadas.
Respecto de los efectos de la crisis, Gastón Cárcamo, presidente de la Cámara de Comercio de Ancud, manifestó que “hay que asustarse, porque los coletazos de esta movilización serán catastróficos. La marea roja es uno de los problemas, pero si no se les da pronto una solución a los pescadores, habrá muchas consecuencias. Ellos, por ejemplo, son nuestros principales clientes. Y no están comprando nada”.
Por esa razón, presentaron un pliego de nueve puntos al gobierno. “Se trata de medidas económicas de largo impacto, para apoyar a la zona después de estas semanas”. sostuvo.
En él se incluye la solicitud de declarar a Chiloé como zona franca, establecer una bonificación a la mano de obra, suspender algunos impuestos fiscales y la articulación de créditos blandos.
El rubro del turismo también acusó daños. Ramón Torres, gerente del Hotel Panamericano de Ancud, sostuvo que “en el caso de esta ciudad, tenemos cinco personas alojadas, lo que refleja el estado catastrófico de nuestra  área. Tenemos reportes de que los hostales, cabañas y hoteles están cerrados, salvo uno que otro, con pocos pasajeros, en su mayoría periodistas”.
Agencias