Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Abigeato, un problema sin solución en Magallanes

Por La Prensa Austral Viernes 23 de Diciembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
102
Visitas

El abigeato es un delito que atraviesa el país y que, lamentable-mente por las fiestas de fin de año, parece intensificarse en diciembre.
La percepción que existe es que, aunque se realizaron modificaciones a la norma para poder perseguir de mejor manera este ilícito, esto en poco o nada ha ayudado a la prevención del mismo y a la resolución de los casos denunciados.
Un reciente informe de prensa hizo ver que sólo el 0,7% de las causas por abigeato terminaron en sentencias condenatorias en el país. Ello, según las estadísticas obtenidas del Ministerio Público vía Ley de Transparencia.
Los datos proporcionados señalan que, en los últimos cinco años, se han abierto 26.823 causas de abigeato en el país.
Al 26 de noviembre de este año, había 4.272 denuncias, de las cuales sólo 1.217 están vigentes. Sólo 21 de las 3.055 investigaciones cerradas por robo de animales terminaron este año con sentencias condenatorias, generando esto molestia en los gremios ga-naderos.
Esta impunidad efectiva ha hecho que algunos dueños de estancias ofrezcan pagar por la recuperación de los animales.
Es cierto que, ante una denuncia, uno de los factores que complejiza estas investigaciones es que la sustracción de ganado ovi-
no y bovino ocurre en zonas rurales, muchas veces de-masiado apartadas, que no cuentan con control ni vigilancia policial cerca.
Pero, es obvio que es necesario una mayor comunicación entre los dueños de predios y Carabineros y PDI, sistemas de alerta y controles policiales más frecuentes y preventivos, así como identificar a los actores que están involucrados en la cadena delictiva. Otros elementos clave para ir rompiendo esta línea de ilícitos lo constituyen las denuncias oportunas de la gente y la negativa ciudadana a adquirir carne de animales faenados en forma clandestina.