Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Acreditación del Hospital Clínico

Por La Prensa Austral Viernes 25 de Noviembre del 2016

Compartir esta noticia
100
Visitas

Durante esta ma-ñana, la Superintendencia de Salud formalizará la entrega de la certificación que le corresponde al Hospital Clínico, luego de que éste fuera acreditado el 19 de abril pasado.
La acreditación de prestadores institucionales es un proceso periódico en el que se evalúan los hospitales, clínicas, consultorios y centros de atención de salud. Tiene por objetivo verificar que el recinto observado cumpla un conjunto de estándares de calidad establecidos por el ministerio del ramo.
Entre los ítems evaluados están el respeto a la dignidad de los pacientes; las gestiones de calidad y clínica; el acceso a la atención, si ésta es oportuna y si tiene continuidad; registros; competencias del recurso humano; seguridad del equipamiento y de las instalaciones y los servicios de apoyo.
En el caso del Hospital Clínico, cumplió con el 85% de estos requerimientos, lo cual fue fruto de un proceso que involucró a todos quienes trabajan en el recinto médico.
Esta acreditación tiene como principal beneficiario a los pacientes, ya que les garantiza una atención de calidad y segura.
En concreto, mejora la confianza de los usuarios respecto de la atención que se le proporcionará y también ayuda a construir una cultura organizacional a partir del aprendizaje de las circunstancias y acontecimientos adversos que pueden registrarse al interior del hospital.
Importante es destacar que no todos los hospitales públicos del país han logrado esta certificación, proceso que pasó a ser obligatorio a contar del 1 de julio para todos los prestadores Auge/Ges. Ello da cuenta de que el recinto magallánico ha trabajado en la dirección correcta para cumplir con los estándares de calidad exigidos.
Desde hoy, el Hospital Clínico iniciará otra etapa -tan relevante como la primera-, teniendo como desafío no sólo mantener los estándares citados, sino que, en lo posible, mejorarlos, pues, en tres años más, deberá someterse a un proceso similar a fin de alcanzar la reacreditación.