Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Acuerdo Junji-Umag: Apoyo efectivo a las mamás y los papás universitarios

Por La Prensa Austral Sábado 17 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
179
Visitas

En su reciente paso por Punta Arenas, la vicepresidenta ejecutiva de la Jun-
ta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) anunció la inversión de $1.400 millones para construir una sala cuna y jardín infantil al interior de la Universidad de Magallanes (Umag).
El proyecto se encuentra dentro del objetivo gubernamental de ampliar la cobertura para niños y niñas de 0 a 4 años en todo el país, siendo parte del compromiso presidencial de generar estos espacios educativos y de fortalecer la educación pública desde los primeros años  de vida.
Se beneficiará a los estudiantes de la Umag que son papás y mamás, dándoles dependencias adecuadas y seguras para que sus hijos e hijas puedan educarse desde sus primeros años, garantizándoles espacios de lactancia materna que contribuyan a la paternidad y maternidad responsables.
Esto les brindará un tremendo apoyo pues contarán con una sala cuna y un jardín al interior del recinto universitario, facilitándoles enormemente que puedan dar continuidad a sus estudios superiores. Especialmente, fa-
vorecerá a las mujeres, mu-
chas de las cuales, al mo-mento de enfrentar un embarazo, terminan por desertar del sistema universitario para hacer frente a sus nuevas responsabilidades de madres al no contar con mayor apoyo familiar y/o social para que sus hijos estén bien cuidados.
Este proyecto -largamente anhelado por la casa de estudios superiores- implicará contar con dependencias de unos 900 metros cuadrados, levantados de acuerdo a los estándares de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde).
El establecimiento ofrecerá 96 cupos, 40 de éstos para niños y niñas de 0 a 2 años; y 56, para menores de entre 2 y 4 años.
Con esta inversión y con el convenio suscrito por la Umag, el Estado enfrenta su desafío de ayudar a los jóvenes a terminar sus carreras y garantizarles que sus hijos e hijas se educarán en un ambiente de altos estándares de edificación y de integración.