Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Apoyo de cámaras de televigilancia a la labor policial y de la Fiscalía

Por La Prensa Austral Sábado 7 de Octubre del 2017

Compartir esta noticia
36
Visitas

Fue en diciembre de 2007 que se instalaron las primeras nueve cámaras de televigilancia en el sector céntrico de Punta Arenas, con la finalidad de ser un aporte real a la labor policial y así tener una respuesta más oportuna a la hora de identificar acciones antisociales y contrarrestar los actos delictivos.
Contar con un centro de monitoreo también permitió aumentar la presencia de carabineros en la calle en aquellos puntos más conflictivos, la cual resulta una de las herramientas más disuasivas con las cuales cuenta la institución.
Las grabaciones también han servido de medios de prueba para el accionar del Ministerio Público.
La importancia de contar con esta tecnología impulsó nuevos proyectos y hoy deberían estar operativas 16 cámaras, pero diversos factores han incidido en que sólo la mitad esté operativa.
Se habla de factores climáticos, el desfase tecnológico, cortes de fibra óptica y la falta de mantención como los causantes de que sólo ocho cámaras estén grabando lo que ocurre en el centro de la ciudad, en puntos considerados estratégicos.
En tal contexto, se conoció el proyecto que están trabajando las instituciones policiales con la gobernación provincial de Magallanes, para instalar veinte nuevas cámaras.
Cabe señalar que es lamentable que, a casi diez años de la instalación de la primera red de televigilancia, sólo la mitad de los dispositivos instalados estén funcionando y resulta así totalmente comprensible que la fiscalía expresara su inquietud.
Parece, entonces, absolutamente necesario que las entidades pertinentes atiendan y subsanen esta falencia, por la relevancia que tiene contar con las grabaciones de hechos que ocurren, principalmente, en horas de la noche y la madrugada.