Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro
EDITORIAL

Aprobación del Plan Regulador de Punta Arenas

Por La Prensa Austral Martes 20 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
324
Visitas

Tras prácticamente ocho años de tramitación, el viernes pasado vio la luz el nuevo Plan Regulador Comunal de Punta Arenas, luego de que la Contraloría Regional lo revisara y le diera su visto bueno.
El plan vigente databa de 1988 y recién en octubre de 2009 se inició la elaboración del estudio de las nuevas directrices, mientras el proceso para que se aprobara el instrumento de planificación territorial comenzó en marzo de 2011.
En el intertanto, sólo hubo modificaciones parciales y, por muchos años, Punta Are-nas careció de una hoja de ruta que diera cuenta de los desafíos contemporáneos, las nuevas especificaciones técnicas de construcción y que tuviera una visión integral del desarrollo del territorio urbano.
Esto llevó, entre otros males, a un crecimiento inorgánico y desordenado de la ciudad, en el cual se fueron ocupando vastos sectores periurbanos, sin mayores regulaciones ni extensión de los servicios básicos, gatillando con ello problemáticas sociales y de diversa índole.
La falta de terrenos para levantar conjuntos habitacionales, sobre todo para responder a la creciente de-manda de viviendas sociales para sectores de menores ingresos económicos, el alto precio del suelo y la necesidad de densificar el centro de la ciudad fueron parte de las urgencias que motivaron que, en el último año, el gobierno regional haya tenido una acción más activa en torno al Plan Regulador Comunal.
Así, uno de los primeros beneficios para la ciudad y sus habitantes es que el nuevo instrumento incorpora como zona urbana casi 3 mil hectáreas, con lo que Punta Arenas incrementará en un 76% su suelo urbano.
Sólo cabe esperar que esto redunde en una caída importante en el precio del metro cuadrado del suelo para edificar viviendas y que se pueda dar respuesta a la demanda habitacional existente, así como que se considere un desarrollo más armónico de Punta Arenas, dando prioridad a la construcción de áreas verdes y de espacios públicos.