Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas
EDITORIAL

Aumento del índice de victimización

Por La Prensa Austral Sábado 14 de Mayo del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
94
Visitas

La última encuesta de la Fundación Paz Ciudadana tuvo cifras po-
co alentadoras para Magallanes en materia de delincuencia y de percepción de la gente respecto de la seguridad pública.
Dicho sondeo arrojó que el índice de victimización de la población magallánica subió fuertemente, desde un 18,3% a un 27,3%.
El estudio también consigna que la percepción de “Alto temor” se disparó de un 3,3% al 11,7%.
Estas cifras tienen como contrapartida que los hechos de delincuencia tuvieron una disminución del 10% si se compara lo que va de este año respecto de igual período de 2015.
La tasa de victimización no se refiere necesariamente a que la persona ha sido objeto de un acto de violencia y delictual, sino a su sensación de inseguridad.
Por eso, se está frente a una percepción ciudadana que puede ser fruto de la confluencia de situaciones e información que adquiere ca-
da persona. Ello no invalida la opinión de quienes son consultados.
Más que estas tasas, lo que llamó la atención fue que la primera autoridad regional culpara a los medios de comunicación de los negativos resultados de la encuesta de Fundación Paz Ciudadana.
Es efectivo que las líneas editoriales de los medios de comunicación pueden poner el acento en las noticias negativas que ocurren en un país o región, priorizando los actos de violencia y delincuencia. Pero, ello no basta para que crezca en forma sustancial la inquietud de la gente sobre lo que considera un aumento de actos intimidatorios. Es decir, la entrega diaria de información al respecto no es la culpable de que haya más o menos hechos delictivos ni que los pobladores se sientan inseguros donde viven y trabajan.
En el caso magallánico, es objetivo que en el último tiempo se han sucedido he-chos, como la quema de vehículos, que han generado inquietud ciudadana.
Pero, tratándose de una comunidad pequeña, lo im-portante es que con una efectiva coordinación entre las policías y las jefaturas gubernamentales y municipales se puede generar mayores condiciones de seguridad y disminuir la percepción ciudadana de temor.