Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez
EDITORIAL

“Cacerolazo” y anuncios de ajustes al sistema de las AFP

Por La Prensa Austral Jueves 11 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
99
Visitas

Anoche, se reali-zó un “cacerolazo” en distintas comunas del país para protestar en contra del sistema de pensiones, respondiendo a la convocatoria del grupo “No + AFP”. En Punta Arenas, el llamado tuvo una nula adhesión.
Previo a esto, el domingo 24 de julio también se realizó la marcha familiar contra las AFP, la cual tuvo lugar en forma simultánea en más de 40 ciudades de todo Chile, la cual sorprendió por lo multitudinaria.
En la víspera y en aparente respuesta a este movimiento y debido a su baja ostensible en las encuestas, la Presidenta Michelle Bachelet anunció una serie de ajustes al actual sistema de pensiones, siendo la medida más contundente el alza de la tasa de cotización desde un 10% a un 15% con cargo del empleador.
Crear un pilar de ahorro colectivo y devolver comisiones cuando la rentabilidad sea negativa forman parte de  las doce medidas que apuntan a perfeccionar el mecanismo que está vigente y no modificarlo en el fondo.
Por ello, las expectativas de un sector de la ciudadanía no fueron respondidas en forma cabal con el anuncio presidencial.
La Mandataria apeló a un “gran pacto nacional” para sustentar los cambios al sistema y, anteponiéndose a las exigencias de que se elimine totalmente el actual mecanismo, afirmó que en este tema “no hay espacio para soluciones fáciles y las promesas sin fundamento”.
Una vez más, La Moneda sale a proponer una enmienda respecto de la cual no tiene absoluta claridad, casi como improvisando una respuesta frente a la presión ciudadana.
Más que propositiva, aparece reaccionando ante un tema que la propia ciudadanía colocó en la agenda, ante la indolencia de la clase política, particularmente de los parlamentarios y los gobiernos de turno.
El perfeccionamiento o cam-
bio definitivo del actual sistema de pensiones me-
rece más que un anuncio precipitado. A corto plazo, se requieren medidas urgentes y, a mediano plazo, un debate serio y transparente.