Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre
EDITORIAL

Crítica a gestión de concejales de Punta Arenas

Dentro de la es-tructura de or-denamiento del Estado, los gobiernos comu-
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 31 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
238
Visitas

Dentro de la es-tructura de or-denamiento del Estado, los gobiernos comu-
nales son los más cercanos a la gente, ya que a las unidades y oficinas de un municipio acude una gran cantidad de habitantes para buscar solución a sus problemáticas cotidianas y para poder percibir, en muchos casos, una serie de beneficios sociales que son canalizados por tal vía.
Fue un paso importante la creación del Concejo Municipal como órgano colegiado, integrado por ciudadanos elegidos por sus pares y encabezado por el alcalde de turno. La conformación democrática de sus miembros asegura o debe hacerlo de mejor manera que llevarán adelante las políticas públicas y ordenanzas municipales que beneficien a la población. Pero, sobre todo, que estarán abiertos a considerar y responder, en la medida de sus atribuciones, las demandas ciudadanas.
Como representantes directos de la comunidad, los concejales pueden incidir en que las políticas y programas municipales tanto como la inversión que se realiza.
Además, tienen la facultad de fiscalizar y pedir cuenta de las actuaciones del alcalde y de las diversas direcciones y unidades a su cargo.
Para todo ello, cada concejal percibe una dieta de unos 600 mil pesos mensuales que no constituye su ingreso único pues la ley no exige exclusividad laboral.
En tal contexto, resultó interesante saber la opinión que tienen los vecinos y los dirigentes de diversas organizaciones sobre el desempeño de los concejales que eligieron para representarlos en la comuna de Punta Arenas.
Algunos opinaron que los ocho integrantes del Concejo Municipal han estado alejados de la comunidad y que no han tenido mayor incumbencia en los problemas que afectan a los vecinos.
Cuestionan la escasa presencia en terreno y en reuniones comunitarias. También que hay demasiada crítica mediática, poco apoyo efectivo a la gestión alcaldicia y que, pudiendo hacerlo en el caso de ser críticos de ésta, no ejercen su rol de fiscalizadores.
En democracia, son bienvenidas las críticas constructivas y algunos concejales, pese a cuestionar la forma en que dichos reparos fueron expuestos, aceptaron con humildad lo expresado por los líderes vecinales y la gente. Sería conveniente que, en lo que a cada uno le toca, enmendaran aquellas conductas que se presentan deficitarias en beneficio del desarrollo de Punta Arenas y sus habitantes.