Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín
EDITORIAL

Denuncias contra el hospital de Porvenir

Siempre la muerte de un ser querido es un acontecimiento inconmensurable, desde el punto de vista de los sentimientos y emociones que surgen en sus deudos.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 25 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
233
Visitas

Siempre la muerte de un ser querido es un acontecimiento inconmensurable, desde el punto de vista de los sentimientos y emociones que surgen en sus deudos.
Es totalmente entendible la subjetividad del momento de la pérdida, sobre todo cuando se trata de un hecho inesperado producto de un accidente o ataque repentino, y siempre se tiene que tener en cuenta la forma cómo ésta puede alterar las percepciones de lo que se vive.
Es, por ello, que siempre se toma con cierta distancia los reclamos que pueden surgir de familiares en contra de los equipos médicos o centros asistenciales cuando uno de los suyos ha estado internado y, por diversas circunstancias, pierde la vida. Esto, en el entendido de que la carga emocional y el dolor pueden alterar la evaluación de lo sucedido y dar paso a querer encontrar algún responsable por la pérdida sufrida.
Empero, a través de las páginas de este diario, en muchas ocasiones se han recogido denuncias de negligencia y maltrato de médicos y del personal de algún establecimiento asistencial, cuando se aprecia que tienen algún elemento de asidero o que, por lo menos, deben permitir a las respectivas administraciones y su personal revisar protocolos y mejorar la prestación de sus servicios. No en pocos casos, los sumarios iniciados y las propias investigaciones de la justicia han determinado algún grado de falta o, derechamente, la existencia de delito.
En el último tiempo, el devenir de los acontecimientos ha hecho que dos familias eleven acusaciones en contra del hospital Doctor Marcos Antonio Chamorro, de Porvenir, el primer caso fue la muerte de una joven madre que falleció tras dar a luz y luego de no poder ser trasladada a Punta Arenas.
En los días recién pasados, una familia argentina presentó una querella criminal por el fallecimiento de una mujer adulta que, según la denuncia, no recibió buena atención por falta de personal y cuyo traslado a la capital regional también se demoró por escasez de recursos.
Puede ser mera coincidencia, pero, al menos, estas denuncias públicas deben servir para revisar lo que está sucediendo en dicho recinto hospitalario y para que se administren todas las medidas necesarias para asegurar una atención oportuna y eficaz.