Necrológicas
EDITORIAL

Diagnóstico y tratamientos oncológicos en Magallanes

El diagnóstico de una enfermedad como el cáncer si-
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 1 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
100
Visitas

El diagnóstico de una enfermedad como el cáncer si-
gue siendo una noticia aterradora para la mayoría de las personas. De igual forma, el tener que someterse a un tratamiento también conlleva un grado de temor y angustia.
Esta realidad, de por sí sola pesarosa, se ve agravada cuando el paciente no encuentra en su entorno inmediato ni los profesionales ni un centro médico que le permita optar a la mejor tecnología y tratamiento de última generación.
Por ello, fue una información alentadora cuando se firmó un convenio de programación entre el gobierno regional y el Ministerio de Salud que, entre otros proyectos, consideró la construcción del actual Hospital Clínico de Magallanes. El nuevo establecimiento consideró desde un inicio contar con las unidades, equipos y profesionales necesarios para proporcionar a los magallánicos la posibilidad de acceder a un diagnóstico y atención oportunas.
Esta ha sido, sin duda, una de las inversiones más esperadas y beneficiosas para la población regional, ya que ha permitido a muchas personas y familias optar a un tratamiento en su tierra, sin tener que viajar a otras ciudades, lo que muchas veces agrava el pesar de la propia enfermedad y encarece aún más los costos.
Este jueves, se conmemoró el cuarto aniversario del Servicio de Oncología y Radioterapia del centro asistencial, en el cual se resumió con cifras cuán importante ha sido la implementación de tal servicio.
Se indicó que las patologías más frecuentes son los tumores de colon rectal, de mama y de próstata y que los tratamientos más comunes son los paliativos.
En términos de quimioterapia, se ha pasado de 160 a 1.600 anuales; y se hizo ver que, antes de la existencia de la Unidad de Radioterapia, se atendían 80 pacientes en Punta Arenas de un total de 240 y que hoy la cobertura es de 210.
Estas cifras son elocuentes y dan cuenta de que el Estado y los gobiernos de turno tienen la responsabilidad de realizar las inversiones pertinentes para garantizar a todos los ciudadanos, no importa dónde vivan, acceso igualitario a las atenciones y tratamientos de salud.
De tal forma, sólo cabe esperar que se subsanen, a la brevedad posible, las trabas administrativas que -según lo denunciado- han imposibilitado poner en marcha la Unidad de Braquiterapia. La vida de muchos magallánicos, sin duda, dependerá de aquello.