Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera
EDITORIAL

El vuelco en el caso Nabila Rifo

Por La Prensa Austral Lunes 10 de Julio del 2017

Compartir esta noticia
145
Visitas

El caso de Nabila Rifo, joven madre que fue brutalmente agredida por su ex pareja, quien le arrancó los glóbulos oculares en Coyhaique, ha sido calificado y asumido como un emblema de la violencia de género por parte de todas las agrupaciones y entidades públicas que buscan erradicar este comportamiento antisocial tan enraizado en nuestra sociedad.

Además del infeliz episodio que vivió Nabila y que le dejará con secuelas permanentes, tanto físicas como psicológicas, esta mujer volvió a ser violentada durante el juicio público, donde se expuso su vida íntima con verdadero sesgo moralista debiendo enfrentar preguntas y juicios verdaderamente inapropiados y lacerantes.

A ratos, se temió que los jueces de Coyhaique dejaran en libertad a su agresor, quizás porque fue deficiente la labor de la policía y de la propia fiscalía respecto de levantar las pruebas necesarias y de construir un caso sólido a favor de la joven madre de dos hijos.

Ahora, Nabila está ad portas de ser nuevamente agredida emocionalmente, luego de que se conociera que la Corte Suprema estudió el recurso de nulidad interpuesto por la defensa de Mauricio Ortega y que, por cuatro votos contra uno, los jueces acordaron no acoger la solicitud, pero desestimaron que la agresión ocurrida fuera un “femicidio frustrado”. Este fallo –según adelantó el suplemento Reportajes de La Tercera- se conocerá mañana.

Seguramente, en el entramado jurídico, la decisión del máximo tribunal puede ser adecuada desde el punto de vista técnico, pero queda la duda respecto de si el criterio de los magistrados puede servir para interpretar la norma más allá de la letra, basados en su larga experiencia administrando justicia.

La Corte Suprema pudo haber dado una potente señal y haber sido más coherente con el discurso político y el clamor social respecto de que es y debe ser inaceptable que se agreda a una mujer verbal, física y psicológicamente en nuestro país.

¿Qué más puede sufrir una mujer como Nabila para tener la tranquilidad de que su agresor pagará con cárcel efectiva el mal irreparable que le causó y que no tendrá que, al cabo de algunos años, encontrarlo nuevamente en la calle?