Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Ensanche del paso Kirke

Por La Prensa Austral Sábado 30 de Abril del 2016

Compartir esta noticia
255
Visitas

Ad portas de ingresar a Contraloría Regional, para su toma de razón, están las bases de la licitación de los diseños de ingeniería de las obras que permitirán el ensanche del paso Kirke, a sólo 50 kilómetros al suroeste de Puerto Natales, en la provincia de Ultima Esperanza.
Se trata de un estrecho canal que -junto con las fuertes corrientes- complica la navegación por las aguas interiores y que ha generado, incluso, accidentes de envergadura, como el que experimentó el transbordador Amadeo I, en agosto de 2014, embarcación que topó con los bajos del canal y que, pese a las maniobras de rescate y reflote, terminó siendo hundida porque los daños sufridos fueron irreparables.
En forma visionaria, ya en 1969 Manuel Suárez presentó una iniciativa para el ensanche del Kirke a la entonces Corporación de Magallanes (Cormag). Desde entonces, la obra ha estado en el listado de aspiraciones y prioridades de Puerto Natales, pero nunca se había adoptado la decisión gubernamental de llevarla a cabo.
El desarrollo de la industria turística, así como la instalación de otras líneas de negocios, como la salmonicultura, ha provocado que esta vez se adopte la resolución de impulsar la iniciativa. De hecho, ésta se ha incluido dentro del Plan de Desarrollo de Zonas Extremas.
Concretado el ensanche, podrán transitar por la referida zona cruceros turísticos de hasta 268 metros de largo, dando un mayor dinamismo a la provincia de Ultima Esperanza. Una prueba simulada de tal paso se realizó en las instalaciones de la Armada en Valparaíso, precisamente en el Centro de Instrucción y Capacitación Marítima de la Armada (Cimar).
La solicitud de dar mayor holgura a tal angostura es un antiguo anhelo de la comunidad natalina, la que ve cómo la estrechez de tal zona ha perjudicado el desarrollo de la navegación turística y comercial en desmedro de los intereses de quienes viven y mantienen empresas en la citada localidad.
Presentándose como un proyecto impostergable, también se tiene que velar porque haya cuidados respecto de controlar y morigerar el impacto que tendrá en materia medioambiental, pues el mayor tránsito de embarcaciones no será inocuo.