Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín
EDITORIAL

Entrega de un buen servicio a los turistas

Por La Prensa Austral Lunes 15 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
67
Visitas

Durante los últimos años, el crecimiento de la actividad turística en la Región de Magallanes ha sido sostenido. De la mano con un incremento de la cantidad de visitantes nacionales y extranjeros, se han materializado importantes inversiones para acoger esa mayor demanda de turistas.

En este aspecto, los visitantes argentinos, que cada cierto tiempo invaden Punta Arenas para hacer sus compras, se han convertido en un termómetro en materia de medición del servicio turístico que se ofrece en la zona.

No obstante, aún resta por avanzar en la entrega de un servicio de calidad integral a quienes eligen la tierra magallánica como destino para viajar.

Aunque no es un problema generalizado, y en su mayoría los turistas retornan a sus países o a otras regiones de Chile satisfechos con la experiencia vivida y las atenciones que recibieron, algunos no se llevan un recuerdo del todo feliz. No por los paisajes que conocieron, sino por las deficiencias que tuvieron que enfrentar en materia de servicios, como la falta de dominio del idioma inglés por parte de sus interlocutores o excesivos precios pagados.

Algunos de estos turistas plasman sus inquietudes en el libro de reclamos de la dirección regional del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) e incluso en ciertos casos los afectados recurren a las oficinas locales del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac). Pero, en general, pocos visitantes manifiestan su molestia en una instancia formal en Punta Arenas, lo que se explica quizás por el poco tiempo que pasan en la ciudad, muchas veces en tránsito hacia otra área de la región, como por ejemplo Torres del Paine. Por lo tanto, es fácil presumir que, potencialmente, la cantidad de reclamos podría ser mayor.

En este sentido, los empresarios que participan en el negocio turístico, independiente del tamaño de su emprendimiento, deben comprometerse con la entrega de un buen servicio, como una estrategia permanente por los beneficios que ello reporta, tanto en lo específico para la rentabilidad del negocio como en lo macro para la imagen turística de la región. Esta última no sólo se forma a través de la difusión, sino también mediante la experiencia que viven los turistas y los posteriores comentarios que realizan de ella, buenos y malos.