Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
EDITORIAL

Expedición Científica Antártica marca un hito en la historia de Chile

Por La Prensa Austral Viernes 9 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
58
Visitas

El ministro de Relaciones Exteriores recibió en el sa-
lón O’Higgins de la Cancillería a un grupo de científicos que forman parte de la LIII Expe-dición Científica Antártica (Eca), la que implicará desarrollar trabajos y faenas investigativas durante cinco meses.
Para esta 53ª versión de la Eca , se usarán seis bases del Instituto Antártico Chileno, tres operadas por las Fuerzas Armadas, la nave científica Karpuj, del Inach, tres buques de la Armada y aviones, helicópteros y lanchas científicas costeras.
Esta empresa científica reu-
nirá en el continente blanco a 179 investigadores del Programa Nacional de Cien-
cia Antártica (Procien), nú-mero que implica un 28% más que los integrantes de la expedición pasada.
Por el número de participantes y el alcance de los proyectos en desarrollo, se destacó que la LIII Expedición Científica Antártica será la más grande en la historia regional y nacional.
Cuidar la Antártica, realizar más investigaciones y lograr que los científicos nacionales sean líderes en este campo deben ser los objetivos de la Eca y, para ello, se requiere que el Estado entregue más recursos para apoyar a los científicos y estudiosos chilenos, además de buscar asociaciones con aquellos países y centros adelantados en materia científica antártica.
Como lo resaltó el propio Canciller, Punta Arenas es la puerta de entrada a la Antártica y tiene que seguir trabajando por consolidar tal posición natural, buscando mejorar su infraestructura portuaria y aeroportuaria, además de la logística y los servicios.
Un punto de inflexión lo será, sin duda, cuando de cara al estrecho de Magallanes se levante el Centro Antártico Internacional, el cual tendrá laboratorios y equipamiento necesarios para que los expertos de todo el mundo puedan usar a Punta Arenas como epicentro de sus estudios e investigaciones.
Sólo así se hará realidad el sueño de que Magallanes se convierta en un lugar donde se realice ciencia de primer nivel.