Necrológicas
  • Susana Barría Vigna
EDITORIAL

Incentivos para la carrera docente

Por José Lara Martes 29 de Noviembre del 2016

Compartir esta noticia
63
Visitas

En momentos en que no existe claridad respecto de la reforma a la educa-
ción superior, el gobierno sigue buscando adecuaciones para alentar a que más egresados de enseñanza media -ojalá, los más capacitados- se interesen por abrazar la carrera docente. Ello, en el entendido de que el país requiere elevar la calidad de la enseñanza que entrega a sus niños y jóvenes y garantizar equidad en dichos términos a todos, sin importar su nivel socioeconómico.
En este contexto, la Universidad de Magallanes fue sede de importantes reuniones la semana pasada, una de ellas relativa, precisamente, a la temática de los programas especiales de admisión, el sistema para seleccionar a los estudiantes y la aplicación de un test diagnóstico obligatorio para quienes quieran acceder a su título como docente.
Estos asuntos fueron debatidos por los decanos de las facultades de Educación agrupados en el Consejo de Decanos de Educación del Consejo de Rectores.
Partiendo de la base de que existen nuevas alternativas para ingresar a las carreras pedagógicas, se expresó la inquietud porque se eliminó el requisito único de los 500 puntos de la PSU. No queda claro si serán útiles y eficientes para garantizar mejores profesores los mecanismos alternativos como el Programa de Acceso y Acompañamiento Efectivo a la Educación Superior (Pace) del ministerio del ramo.
Así se habló de la necesidad de contar con un Pace Pedagógico, que sea un incentivo particular que recupere la motivación y que sea lo suficientemente atractivo para que tenga impacto.
Se entiende que las universidades requieren mantener y, en muchos casos, elevar sus matrículas, pero ello no puede ser un óbice para formular y mantener políticas de Estado que tienen un objetivo de largo plazo, como puede ser atraer a la docencia a aquellos estudiantes más capacitados, por lo cual flexibilizar en demasía los caminos de acceso y eliminar la exigencia de un puntaje mínimo de ingreso no parecen ir en tal sentido.