Necrológicas
EDITORIAL

Inclusión de Magallanes en debate sobre nuevo Estatuto Chileno Antártico

Por La Prensa Austral Domingo 9 de Julio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
97
Visitas

La anterior administración remitió al Congreso, en enero de 2014, el proyecto de ley que establece el Estatuto Chileno Antártico, instalándolo en la Cámara de Diputados, para su primer trámite legislativo. Tras tres años de poco movimiento, ha comenzado a dinamizarse el debate, al llegar a la comisión de Zonas Extremas luego de que el Ejecutivo actual remitiera indicaciones al texto en marzo pasado.
Con estas indicaciones, La Moneda arguyó que busca otorgar mayor estabilidad a los Planes Estratégicos Antárticos; precisar el rol coordinador del Ministerio de Relaciones Exteriores; establecer funciones del Ministerio de Defensa en dicha materia y que los operadores antárticos dependientes de esta secretaría de Estado puedan prestar servicios de apoyo y operacionales al Inach, entre otras.
El miércoles sesionó dicho grupo parlamentario, siendo su tema central el estudio del proyecto de nuevo estatuto, ocasión en que escuchó las exposiciones de la intendencia regional y de aerolíneas Dap.
Jorge Flies hizo ver que es una oportunidad importante para detenerse en esta materia y establecer algunas aprensiones que surgen tanto como hacer ver la postura magallánica en torno a esta iniciativa dadas las implicancias que pueda tener en términos administrativos, legales, jurídicos y soberanos.
Llama la atención que un asunto tan gravitante para la región, que no en vano lleva por nombre “Magallanes y Antártica Chilena”, no esté en el primer plano de preocupación del mundo académico y científico regional, siendo otras las voces que se están pronunciando y que, a la larga, pueden terminar imponiendo sus puntos de vista.
Aunque es un tema agrio y de no tan fácil comprensión, también parece pertinente que se informe adecuadamente a la ciudadanía, usando los medios de comunicación para ir instruyendo a los magallánicos sobre su contenido y la marcha de las deliberaciones.
Por las enormes implicancias que tendrá, el debate sobre el Estatuto Chileno Antártico no puede ser a puertas cerradas y dejado a un grupo reducido de la “elite” diplomática y científica del país.